Los concentradores de oxígeno portátil son dispositivos que han ido ganando terreno gracias a que son capaces de filtrar el aire del ambiente para entregar oxígeno con una concentración de hasta el 98%. Uno de los concentradores más novedosos es el Inogen One G3, un dispositivo que utiliza un filtro de zeolita y que es además portátil, por lo que el paciente que necesita de una terapia de oxígeno y necesita moverse a diferentes puntos, no tendrá mayor problema en hacerlo.

Anteriormente, si una persona necesitaba de terapia de oxígeno, tenía que quedarse en el hospital o en su casa, ya que sólo se podía suministrar el oxígeno medicinal por medio de cilindros, que son muy pesados porque tienen capacidades de 20, 30 y 45 kilogramos. Si bien es cierto que existen algunos cilindros portátiles de cinco kilos, hay que señalar que su desventaja es que no permiten alejarse mucho de la casa porque el tiempo de suministro se limita entre dos y seis horas.

Gracias a estos dispositivos, es posible que una persona reciba terapia de oxígeno desde su casa, pero hay que tener ciertos cuidados y se deben seguir varias recomendaciones de seguridad para que no existan complicaciones en el paciente.

Revisiones constantes al paciente

Cuando el paciente comienza a utilizar un concentrador de oxígeno portátil para recibir una terapia de oxígeno, es importante que previo a ello el médico haya determinado la cantidad de oxígeno que debe recibir el paciente durante su tratamiento. También debe realizar revisiones periódicas para conocer los avances del paciente, así como las mejores que está teniendo en su salud.

Pese a tener un equipo portátil, es importante que acudan a las revisiones con el doctor para que determine si su situación ha mejorado o ha empeorado. En el segundo caso entonces se tendrá que cambiar el tiempo de suministro y la cantidad de oxígeno.

Seguir al pie de la letra las indicaciones del médico

La terapia de oxígeno en el domicilio representa una ventaja para el paciente por la comodidad que ello significa. Pero el hecho de que estén desde casa no significa que no tienen que seguir al pie de la letra las recomendaciones de los médicos. Cumplir con rigidez y cabalidad las instrucciones será positivo para el paciente, por lo que en ningún momento se debe aumentar el flujo de oxígeno o el tiempo que se haya especificado.

Aunque sientan que la dosis que tiene el paciente es inferior, nunca deben hacer modificaciones a su concentrador de oxígeno Inogen One G3, ya que el médico realizó diferentes estudios y análisis para determinar la dosis requerida, es decir que no es una cifra al azar la que les dio su médico, sino una cifra basada en conocimientos científicos. Tampoco debe desconectarse el equipo si no está dentro de las indicaciones del médico, por lo que es importante estar al pendiente también del correcto funcionamiento de este.

Adapten el equipo a sus necesidades

Las primeras semanas de uso del equipo suelen ser las más incómodas para el paciente, sobre todo porque deben traer una especie de manguera en la cara durante todo el tiempo, pero además deberán llevar el concentrador de oxígeno a todas partes, lo cual puede ser complicado; no obstante, con el paso del tiempo esto cambiará, no solo porque se trata de dispositivos muy ligeros y con facilidad de uso, sino porque además terminarán por acostumbrarse a que se trata de una medida para mantener la buena salud.

En caso de que tengan que utilizar el equipo por las noches, procuren adaptar un espacio junto a la cama para evitar que pasen una noche incómoda. Si tiene que salir, utilicen los accesorios que contiene este modelo, que han sido diseñados para facilitar su traslado y parezca más que un aparato, un accesorio más de la ropa.

Utilicen el equipo en espacios adecuados y respeten el funcionamiento

El generador de oxígeno portátil es un equipo eléctrico de alta tecnología que debe utilizarse lejos de zonas inflamables. Se recomienda no utilizarlo en la cocina o en espacios en donde exista el riesgo de que se sobrecargue como consecuencia de las altas temperaturas de la habitación.

El oxígeno es un gas que puede iniciar fuego fácilmente, así que el paciente debe seguir en todo momento las normas de seguridad. En este punto, además se debe mantener la configuración del aparato y las características de su manejo. Se debe respetar también el voltaje de su funcionamiento para asegurarse de que se obtengan todos los beneficios de un aparato de esta naturaleza.

En caso de que necesiten comprar un modelo de oxígeno portátil como el Inogen One G3, lo importante es acercarse con un proveedor especializado como Inogen México, donde ponemos a su alcance los mejores productos que les ayuden a mantener su salud en las mejores condiciones. Nuestros productos están siempre a la vanguardia y equipados con la más alta tecnología.

Si requiere más información sobre nuestros servicios y los productos que manejamos, escríbanos al WhatsApp +52 (55) 7667 1633 en donde estamos activos en todo momento; también nos pueden llamar a cualquiera de los teléfonos (55) 5602 6944 o (55) 6992 8350.

Entradas recomendadas