Existen personas que requieren oxigenoterapia, pero deben mantenerse activos y viajar constantemente en avión. Para ellas era difícil trasladarse de un sitio a otro, ya que tenían que cargar consigo concentradores de oxígeno bastante pesados (aunque se consideraban portátiles) y que debían rellenarse constantemente. Actualmente existe una opción ideal para ellas: el concentrador Inogen One.

El sistema Inogen One G3 es ampliamente usado en todo el mundo, ya que proporciona suministros continuos, sin necesidad de recargas de oxígeno, además, es muy seguro, sin embargo, es importante considerar algunas medidas y precauciones si viajarán con él en avión. Les diremos en esta publicación algunos consejos que deben aplicar al planificar su viaje y antes y durante el vuelo.

Instrucciones generales para viajar con Inogen One G3

El concentrador Inogen One G3 permite que los viajes en avión sean seguros y cómodos, lo que es difícil de combinar en los sistemas portátiles del pasado. Mientras los usuarios se trasladan de un punto a otro pueden obtener excelentes caudales de oxígeno de gran calidad y con alto rendimiento, al igual que los sistemas estacionarios.

Sin embargo, hay algunas instrucciones generales que deben considerar para obtener el máximo rendimiento y confort. La primera de ellas es elaborar una lista de verificación de los componentes que deben llevar consigo. Debe incluir lo siguiente:

  • Si el viaje es largo, es importante cargar con baterías adicionales.
  • Cable de corriente continua y fuente de alimentación de corriente eléctrica.
  • Números telefónicos relevantes como el del personal médico, proveedores de atención sanitaria del sitio que visitarán.
  • Contar con oxígeno de reserva en caso de que ocurran fallas eléctricas o mecánicas.

El concentrador de Inogen es una opción rentable y está autorizado para su uso en aviones, por ejemplo, la FAA autoriza su uso en vuelos estadounidenses, sin embargo, deben considerar algunos puntos para que sus viajes sean seguros, que mencionaremos a continuación.

Planificación

Si viajan con el concentrador, tienen que informar a la línea aérea que lo usarán a bordo de la aeronave. También deben tener una declaración firmada por su médico, que incluya los siguientes puntos:

  • Momentos en los que es necesario utilizar el oxígeno, ya sea durante todo el viaje o parcialmente.
  • Capacidad del usuario para escuchar y ver las alarmas del dispositivo y para responder ante ellas.
  • Índice máximo de flujo correspondiente a la presión de la cabina en condiciones operativas normales.

No es indispensable contar con una nueva declaración en cada ocasión que necesiten viajar en avión, aunque sí deben contar con la declaración en cada vuelo. Existen aerolíneas cuyos aviones cuentan con suministros de energía eléctrica, por lo que es posible disponer de un asiento con un enchufe para que puedan conectar el equipo, sin embargo, la disponibilidad varía según el proveedor y la clase del vuelo.

Para informarse mejor, contacten a la aerolínea y aseguren que la batería esté completamente cargada y que pueda funcionar continuamente durante todo el vuelo. Duran hasta nueve horas, por lo que pueden cubrir cualquier vuelo. Tomen también precauciones por si ocurren retrasos imprevistos. Con respecto a la fuente de alimentación de corriente alterna, posee un adaptador para encendedor de uso común.

En los aviones suelen usarse distintos tipos de enchufes, lo que complica la determinación de la configuración compatible que puede suministrar el proveedor. Se recomienda comprar un adaptador de enchufe tipo Magellan’s Em modelo n.º EA270. Si desean conocer una tienda cercana visiten su sitio web. En él podrán hacer compras en línea, aunque pueden demorar, lo que no es conveniente si tienen prisa para viajar.

¿Qué hacer antes de viajar en avión?

Es importante que cubran los siguientes puntos en la fecha de salida del avión:

  • Carguen todas las baterías del dispositivo y tomen precauciones en caso de retrasos.
  • Revisen que el Inogen One 3 se encuentre limpio y en óptimas condiciones, sin signos notables de deterioro al aeropuerto.
  • Acudan media hora antes al aeropuerto, ya que es posible que el personal de seguridad requiere tiempo adicional para revisar el concentrador Inogen.
  • Informen al personal del avión que utilizarán el dispositivo. Recuerden llevar la carta del médico para mostrarla en caso de que sea solicitada.

Deben saber que las líneas que realizan vuelos breves o regionales no proporcionan suministro eléctrico en sus aeronaves. Si solicitan sus servicios, deben llevar baterías completamente cargadas.

Pueden aprovechar el tiempo de espera antes de subir a bordo y conectar la fuente de alimentación de corriente alterna a algún enchufe de las instalaciones. Seguramente encontrarán alguno, pero en caso de que no sea visible y hayan usado el dispositivo durante el trayecto de su hogar al aeropuerto, pidan ayuda al personal para que lo recargue mientras esperan.

¿Qué hacer durante el vuelo?

En caso de encontrar un enchufe dentro del avión y utilizarlo, quiten la batería del concentrador de oxígeno portátil. Esto debido a que las líneas aéreas ponen restricciones de alimentación eléctrica y no pueden utilizar las fuentes de alimentación disponibles para recargar baterías. Es importante que conecten la clavija de corriente continua para la clase de energía en el avión. Para corroborar la compatibilidad, pregunten al personal de la aerolínea.

Es importante que guarden el concentrador bajo el asiento ubicado frente a ustedes cuando el avión se desplace, despegue y aterrice. Casi todas las aerolíneas tienen la opción de colocar el dispositivo debajo de los asientos y de forma vertical. En caso de faltar dicha opción, pueden colocarlo de lado con sus rejillas de ventilación en dirección hacia arriba. Si el médico señala que deben suministrarse oxígeno durante el desplazamiento, despegue y aterrizaje del avión, mantengan el concentrador encendido.

Deben saber que las variaciones de altitud, por ejemplo, desde el nivel del mar hasta una zona montañosa, puede repercutir en el suministro total disponibles para los usuarios. Algunas investigaciones han demostrado que el concentrador de Inogen brinda oxígeno según la especificación hasta una altitud de 3,048 metros. Sí viajarán a un sitio con una altitud menor o mayor a la habitual, es importante que acudan con su médico para determinar si se requieren ajustes en el flujo.

Sigan estos consejos y podrán viajar en avión de forma segura, incluso por períodos prolongados. Si aún no cuentan con el concentrador Inogen One G3, adquieran uno con nosotros. Somos representantes y distribuidores autorizados de esta célebre marca. Para más información, marquen al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o visítenos en Monte Líbano 1438, Int. 4, Col. Lomas de Tecamachalco, 53950, Naucalpan Estado de México.

Entradas recomendadas