Los peligros de comprar un generador de oxigeno portatil con vendedores no acreditados

 In Blog

El generador de oxígeno portátil es una herramienta que se ha popularizado entre las personas que requieren de oxigenoterapia, gracias a las múltiples ventajas que ofrece sobre los tanques de oxígeno tradicionales. Los generadores de oxígeno son de tamaño pequeño, ligeros y funcionan con baterías recargables, lo que les da una autonomía que permite la movilidad de los usuarios.

No requieren de tanques ni almacenes para el oxígeno, puesto que funcionan extrayendo el oxígeno del ambiente, lo filtran y lo concentran para suministrarlo de manera inteligente, únicamente durante las inhalaciones, lo que representa un gran beneficio para la salud de las personas.

A diferencia de los tanques de oxígeno, no son inflamables, pueden usarse en cualquier parte, incluso en los aviones, y sus baterías se recargan en cualquier enchufe de energía eléctrica, incluso pueden contar con adaptadores para cargarlas desde la comodidad de su automóvil mientras viajan por carretera.

Existe una amplia variedad de marcas y modelos de generadores de oxígeno, pero al adquirir uno se tiene que tener mucho cuidado al elegirlo, puesto que existen muchos vendedores que se aprovechan de su popularidad vendiendo concentradores de baja calidad o dispositivos de segunda mano que pueden terminar significando un peligro para su salud.

Lo más común es adquirir el generador de oxígeno portátil en línea, y es muy probable que durante su búsqueda encuentren dispositivos a precios muy bajos, que puedan entusiasmarlos y optar por adquirirlos, pues ¿Quién rechazaría tal ganga? Sin embargo, la mayoría de las veces los precios son demasiado buenos para ser verdad. Muchos sitios de internet, sobre todo en donde se encuentran revendedores, no ofrecen garantías de los productos, puesto que cualquier persona puede publicar un anuncio en esos sitios, sin tener que pasar por un proceso de revisión o certificación.

Antes de comprar en este tipo de sitios deben comprender el riesgo que puede existir al no ser distribuidores autorizados, y en muchas ocasiones ni siquiera conocer la información fidedigna del generador de oxígeno. A continuación les comentaremos las principales razones de por qué no deben adquirir un concentrador de oxígeno con vendedores no autorizados y buscar tiendas autorizadas, como Inogen México.
La primera razón es que no ofrecen información y no cuentan con especialistas capacitados que puedan orientarlos. Los generadores de oxígeno son dispositivos médicos utilizados en un tratamiento muy sensible, por lo que deben funcionar como se espera. A pesar de que muchas personas creen que son la mejor solución para sus problemas de oxígeno, después de un análisis detallado descubren que no es ideal para sus necesidades o su estilo de vida.

Un distribuidor autorizado, con personal capacitado, los asesorará para que obtengan la mejor unidad, que satisfaga sus necesidades, adaptado a su estilo de vida e incluso a su presupuesto. Así como cuentan con un programa de devolución/cambio en caso de cualquier inconveniente.

Como mencionamos, los vendedores no autorizados no les ofrecen garantía, y tampoco pueden hacerlo. El generador de oxígeno portátil es un dispositivo médico que requiere mantenimiento y reparación, además que algunos de sus componentes son consumibles y deben cumplir ciertos periodos de vida útil. Si compran una unidad con un distribuidor no autorizado o de segunda mano con un tercero, se invalidará cualquier garantía por sobre sus piezas y consumibles.

Sin una garantía, los costos de reparación de la unidad pueden ser muy altos y difícil de encontrar. Además, todos los trabajos de reparación se deben realizar a través de un distribuidor autorizado, de lo contrario no existirá un respaldo de los fabricantes para reparar unidades rotas o dañadas de vendedores no autorizados.

Muchas veces las unidades que se venden de oferta cuentan con algún defecto o ya han sido utilizadas, y al ser equipos médicos que deben estar limpios y adecuadamente desinfectados, es probable que con esos concentradores no sea así, por lo que algunas bacterias y microorganismos que pueden permanecer activos durante periodos de tiempo relativamente largo, serían un peligro latente para su salud. El adquirir un concentrador con un distribuidor autorizado asegura que las unidades han pasado por un minucioso proceso de limpieza y desinfección para ser dispositivos inocuos.

Otra razón por la que es un riesgo adquirir un concentrador de oxígeno con vendedores no autorizados, es que no cuentan con un servicio de soporte al cliente. Los rangos de edad de las personas que requieren oxigenoterapia y buscan un generador de oxígeno, es de entre 50 y 70 años, por lo que dos tercios de estas personas por lo general tienen dudas, preguntas o necesitan ayuda adicional para utilizar el producto a la perfección.

Y si no existe una mesa de ayuda, no podrán aprovechar al máximo el generador y se convertirá en un gasto en vez de una inversión, ya que terminaría abandonándolos y sustituirlo por un tanque de oxígeno. La tranquilidad de saber que contarán con la ayuda necesaria en caso de que tengan preguntas es muy importante cuando se trata de equipos médicos especializados.

Tampoco se puede garantizar si pasaron por una inspección de fábrica. Los dispositivos que no cuentan con la certificación de un distribuidor autorizado pueden fallar, y ya que no es posible determinar si funciona correctamente sin un equipo especializado, puede que la unidad realmente no suministre el oxígeno en grado medico al nivel que se requiere. Sería desafortunado comprar un concentrador caro y no tenerlo entregando oxígeno de grado médico que necesitan para cuidar su salud.

La última razón por la cual no deben adquirir un generador de oxígeno portátil con vendedores no acreditados, es que los dispositivos no cuentan con las pautas y la autorización de las organizaciones estatales que supervisan su venta para proteger al consumidor. En caso de Estados Unidos de América es la FDA (Food and Drug Administration) y en México el órgano encargado es la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios). Si estos organismos autorizan los dispositivos, se tendrá una garantía de que funcionarán a la perfección y cumplirán con la función requerida.

El comprar un generador de oxígeno portátil en una tienda no certificada puede ser económico, pero puede salirles muy caro al no cumplir con los estándares de calidad y las funciones requeridas para su uso, por ello lo mejor es acudir con tiendas autorizadas, como Inogen México, distribuidor de los generadores Inogen One, una de las mejores marcas del mercado. Para más información comuníquense con nosotros vía telefónica o por correo electrónico, con gusto resolveremos todas sus dudas.

Publicaciones Recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

0
Inogen Oneconsideraciones-especiales-para-oxigenoterapia-en-ninos-en-edad-escolar
WhatsApp