El concentrador de oxígeno portátil es uno de los principales aliados para combatir los problemas respiratorios relacionados con el coronavirus, no obstante es importante usarlo adecuadamente para evitar riesgos y aprovecharlo al máximo. Existen varios concentradores en el mercado actual, entre los que destaca Inogen One G3.

Es importante usar bien los concentradores y solo cuando el médico lo indique

El incremento de los casos de pacientes con coronavirus, que se registró meses antes de la vacuna, aumentó de forma exponencial la demanda de oxígeno ya sea suministrado mediante pulso o flujo continuo. Si bien la oxigenoterapia desde casa se ha posicionado como una alternativa para no saturar los hospitales, es importante tomar en cuenta algunos aspectos antes de comprar un concentrador o contratar el servicio.

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) dio algunas recomendaciones para evitar efectos perjudiciales al usar un concentrador de oxígeno, que es importante para personas con problemas respiratorios, como los causados por el coronavirus. La dependencia adscrita a la subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud dio un comunicado de prensa, donde propuso las siguientes medidas para asegurar un buen uso de los dispositivos y evitar los riesgos para los afectados:

  • Usar únicamente un concentrador de oxígeno portátil o estacionario solo bajo prescripción médica.
  • Seguir de forma correcta las indicaciones del médico que sugiere la oxigenoterapia y las medidas de los fabricantes del concentrador para evitar daños potenciales.
  • El concentrador de oxígeno portátil o estacionario implica riesgos de incendios, por tal motivo, deben usarse cables de alimentación y tomas de corrientes en excelentes condiciones.
  • Los concentradores no deben limpiarse mientras estén conectados.
  • Es importante conocer las precauciones señaladas en los manuales de usuario.
  • Usar solo generadores de proveedores con un registro sanitario proporcionado por la Cofepris, como Inogen México.
  • Cuando usen un suministro de oxígeno, deben tener a la mano un oxímetro de pulso portátil avalado por la Cofepris. De esta manera, verificarán constantemente el nivel de saturación de oxígeno en la sangre, cuyos valores normales son de 92% en adelante.

En el comunicado de prensa, los representantes de Cofepris recordaron que los concentradores son dispositivos médicos y autónomos, que usan electricidad y se diseñan para capturar aire del entorno y concentrar el oxígeno hasta lograr las concentraciones necesarias para administrarlas a los pacientes. Si bien todos los dispositivos operan bajo este principio, cada modelo posee piezas y accesorios diferentes, que no pueden intercambiarse, por ello es importante contar con un proveedor único.

Es importante que si detectan problemas de calidad o situaciones adversas por usar concentradores u oxímetros, deben notificarlos a la dependencia. Para ello, accedan al siguiente link: https://www.gob.mx/cofepris/acciones-y-programas/sistema-en-linea-de-notificacion-deincidentes-adversos-de-dispositivos-medicos.

Adquieran un concentrador de Inogen

Encontrarán diversas marcas y modelos de concentradores, no obstante pocos ejemplares tienen las excelentes funciones y características del concentrador de oxígeno portátil Inogen One G3. Su tamaño compacto no limita su capacidad, que es de uno hasta cinco litros por minuto. Integra baterías de 16 celdas, que permite usarlo durante nueve horas continuas, aunque hay ejemplares de ocho celdas que duran la mitad del tiempo.

A diferencia de los tanques convencionales, no produce ruidos y da 42 DBA con un tamaño pequeño y peso ideal para transportarlo en cualquier sitio.  Se trata de un sistema de flujo pulsado y no de flujo continuo. Esto significa que el oxígeno purificado sale del dispositivo únicamente cuando los usuarios inhalan. Tal funcionamiento es posible, debido a los sensores que detectan el momento en que los usuarios respiran.

El flujo pulsado permite usar la energía de forma eficiente, además no necesita rellenarse constantemente, lo que es un problema común en los recipientes de oxígeno convencionales. De esta manera, evitarán los costos del oxígeno de muchos vendedores oportunistas, que aprovechan la delicada situación para ofrecer oxígeno a precios demasiado altos.

Al comprar un ejemplar, obtendrán una batería de 16 celdas, cables para conectar el dispositivo a la corriente o al automóvil, una cánula y una mochila de transporte. Si viajan constantemente en avión, obtendrán satisfacción con este producto. Pueden adquirir otros accesorios, como un backpack para cargar el equipo, cargadores para baterías externas y un carrito de transporte. No necesitan agua, además no irritan la nariz, ya que operan mediante flujo pulsado.

Este generador de oxígeno portátil se diseña para durar muchos años, no obstante es importante realizar mantenimiento regular para mantener alta la pureza de los suministros y asegurar su funcionamiento. En caso de que el dispositivo se averíe, ofrecemos servicio de reparación en nuestro taller, que es el único certificado en el país, además respondemos rápidamente y de forma ágil ante cualquier imprevisto.

Si desean más información, comuníquense al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *