Inogen One

Cuando pensamos en concentradores de oxígeno, de inmediato lo relacionamos con Inogen One, porque Inogen es la empresa líder, reconocida en el territorio nacional como la opción más profesional, con la más alta tecnología que le permite proporcionar a sus usuarios un porcentaje muy elevado de pureza en el aire que respiran.

La oxigenoterapia se refiere a la administración de oxígeno suplementario como parte de la gestión de una enfermedad. El oxígeno es probablemente el fármaco más utilizado en medicina, por lo que en esta ocasión nos enfocaremos en el uso del concentrador de oxígeno para contrarrestar los efectos de la neumonía.

La neumonía es una afección respiratoria que se deriva por una infección en el pulmón; que provoca dificultad para respirar o sensación de falta de aire. A pesar de los avances tecnológicos para hacer diagnósticos, así como la aparición de nuevas y efectivas terapias, la neumonía bacteriana sigue siendo una importante fuente de morbimortalidad en el adulto mayor. En los países industrializados, la neumonía es la cuarta causa de muerte en las personas mayores de 65 años, y es la primera causa de muerte por infecciones en el anciano. La mitad de todos los casos de neumonía se ven en los mayores de 65 años, lo que explica por qué tienen una menor reserva respiratoria, así como una mayor incidencia de enfermedades concomitantes, es decir, que ocurren en el mismo periodo (como enfisema, diabetes y enfermedad coronaria), además de una capacidad inmunológica disminuida.

¿Por qué es necesaria la oxigenoterapia en pacientes con neumonía?

El tratamiento para la neumonía incluye antibióticos, reposo, líquidos, tratamiento de las complicaciones y atención domiciliaria profesional. La administración de oxígeno suplementario es una forma de ayudar a los pacientes que no pueden respirar adecuadamente por su cuenta.

La oxigenoterapia es una medida terapéutica que consiste en la administración de oxígeno a concentraciones mayores de las que se encuentran en el aire del ambiente, con la intención de tratar o prevenir los síntomas y las manifestaciones de la hipoxia; el oxígeno utilizado en esta terapia, es considerado un fármaco en forma gaseosa. Cuando respiramos, los pulmones toman el oxígeno del aire y lo llevan al torrente sanguíneo, ya que las células del cuerpo necesitan oxígeno para funcionar y crecer. Durante un día normal respiramos aproximadamente 22,000 veces, las personas que sufren de una enfermedad pulmonar presentan como una de sus grandes limitantes la característica de respirar con mucha dificultad.

El tratamiento con oxígeno suplementario está compuesto por cánulas nasales y asistencia respiratoria mecánica, la cual es el soporte vital que incluye el uso de una máquina llamada ventilador o respirador. Existen dos tipos principales de asistencia respiratoria mecánica: la asistencia respiratoria no invasiva (ARNI) y la asistencia respiratoria invasiva. La primera proporciona asistencia ventilatoria al paciente a través de una máscara facial o nasal colocada firmemente, y la segunda por un tubo que se introduce en la tráquea a través de la parte frontal de la garganta.

Beneficios de la oxigenación en pacientes con neumonía

Además de los beneficios mentales que ofrece la terapia de oxígeno, como la disminución del estrés, relajación e incremento de energía, en general el tratamiento que ofrece el concentrador de oxígeno Inogen One, se traduce en una mejor calidad de vida, con resultados como:

  • Oxigenación celular: Al aumentar la reproducción celular, provoca que el organismo pueda auto-curarse.
  • Mejora el sistema inmunológico y sistema nervioso.
  • Mejora el funcionamiento de todos los órganos, específicamente el funcionamiento de los pulmones, el corazón, así como las funciones del cerebro.
  • Aceleración del metabolismo de las células.
  • Mejora las condiciones diabéticas, ya que acelera la cicatrización de heridas en aquellas personas que padecen diabetes.
  • La inhalación controlada de oxígeno no tiene contraindicaciones ni riesgos para la salud; sin embargo es muy importante que se respeten las dosis recomendadas y que el concentrador se mantenga en constante supervisión.

Para la mayoría de las enfermedades que afectan la absorción de oxígeno, aumentando la fracción de oxígeno en alrededor de 30% al 35%, es suficiente para hacer una mejora significativa; esto se puede hacer usando una cánula nasal, que se compone de dos tubos de plástico que se colocan en las fosas nasales. Cuando se necesita un 100% de oxígeno, una mascarilla muy ajustada puede ser utilizada, y para los niños, el oxígeno al 100% puede ser administrado en una incubadora.

¿Qué precauciones se deben tomar?

Después de iniciar la terapia de oxígeno, los pacientes deben tomar chequeos regulares con un profesional a domicilio o en la clínica para asegurarse de que se están ajustando a su tratamiento correctamente. El médico proporciona asesoramiento sobre la cantidad de oxígeno que se necesita, o si el flujo de oxígeno requiere algún ajuste. El O2 favorece la combustión, por lo que es de suma importancia que las personas que estén en contacto con el concentrador de oxígeno eviten fumar, además de que no haya fósforos cerca de la fuente de O2. Es importante saber que la oxigenoterapia no controlada y con elevadas concentraciones está contraindicada en enfermedades como la obesidad mórbida o en enfermedades musculo esqueléticas o neurológicas, como la cifoescoliosis o la enfermedad de las neuronas motoras, en las que el O2 puede agravar o causar la insuficiencia respiratoria hipercápnica. Por ello, la supervisión constante es la clave para disfrutar de los múltiples beneficios.

En Inogen México sabemos que además de mejorar la función corporal y la actividad en situaciones de emergencia, la terapia de oxígeno puede ayudar a mejorar la falta de aliento, cansancio y trastornos del sueño entre las personas con trastornos respiratorios como la apnea del sueño; también puede aumentar la esperanza de vida en los pacientes con neumonía. En los casos en que se requiere un cuidado de enfermería a largo plazo, la vida de las personas no necesita ser tan restrictiva, usando equipos portátiles de oxígeno, la terapia puede ser administrada mientras que las personas se mueven y llevan a cabo actividades diarias habituales.

Con Inogen One nunca se quedarán sin oxígeno, porque nuestra misión es hacerles la vida más fácil. ¡Será un placer atenderles!

Entradas recomendadas