Los problemas pulmonares son un problema que afecta a muchas personas, la EPOC es uno de los padecimientos respiratorios más comunes y puede afectar mucho la calidad de vida de las personas, ya que no pueden realizar una variedad de actividades. Utilizar oxígeno portátil suplementario es una gran forma de mejorar la calidad de vida, pero ¿cuándo es momento de comenzar a usarlo?

El papel de la oxigenoterapia en los problemas pulmonares

Todas las personas con EPOC o que sufren problemas pulmonares, puede que eventualmente necesiten oxígeno suplementario. La oxigenoterapia es necesaria cuando la función pulmonar se reduce a tal grado que interfiere con las funciones corporales normales y la capacidad de mantener o aumentar la actividad.

Aunque algunos pueden resistirse a la idea de usar oxígeno portátil suplementario, la investigación actual nos dice que tiene muchos beneficios cuando se siguen las recomendaciones de los especialistas. Los beneficios que más destacan son:

  • Mayor supervivencia para algunos pacientes cuando se usa 15 horas o más por día.
  • Mejor estado de ánimo y sueño.
  • Mayor estado de alerta y resistencia mental.
  • Previene la insuficiencia cardíaca.
  • Permite a las personas realizar actividades cotidianas normales.

¿Cuándo es necesaria?

Utilizar un concentrador de oxígeno portátil se considera como un tratamiento médico, por lo tanto, se requiere una receta por parte de un profesional médico especialista. Antes de que el médico recomiende utilizar oxigenoterapia, se deben cumplir ciertos criterios, ya que utilizar oxígeno suplementario sin necesitarlo, puede traer efectos secundarios graves y afectar más de lo que ayudará.

La oxigenoterapia a largo plazo se recomienda, entre otras, en las siguientes situaciones:

  • Pacientes con una presión parcial de oxígeno en reposo (PaO2) <55 mmHg, con un nivel de saturación de oxígeno <88%.
  • Pacientes cuya PaO2 sea de 55-59 mmHg, con un nivel de saturación de oxígeno correspondiente del 89%, que presentan signos de hipoxia tisular, incluidos aquellos con hipertensión pulmonar, insuficiencia cardíaca del lado izquierdo, policitemia (aumento de la producción de glóbulos rojos), retención de líquidos por insuficiencia cardíaca derecha o deterioro del estado mental.

Hay algunos grupos de personas con EPOC en los que los beneficios del oxígeno suplementario siguen sin estar claros, pero que pueden beneficiarse de recibir oxigenoterapia en ciertos momentos o bajo ciertas condiciones. Esto incluye:

  • Pacientes con niveles de saturación de oxígeno que bajan cuando hacen ejercicio o duermen. Estas personas pueden beneficiarse del oxígeno suplementario solo durante estos períodos de tiempo.
  • Pacientes con una PaO2 adecuada que padecen disnea grave que se alivia con la terapia de oxígeno de bajo flujo.
  • Pacientes con una capacidad limitada para esforzarse, pero mejoran su rendimiento con oxígeno suplementario.

¿Qué tipo de oxigenoterapia es mejor para ustedes?

Ya sea de flujo continuo o solo nocturno, su proveedor de atención médica utilizará su juicio clínico y los resultados de su examen físico y pruebas de laboratorio para determinar si es candidato para la terapia de oxígeno a largo plazo. Para estos casos hay dos opciones: el tanque de oxígeno que lleva mucho tiempo en el mercado o un generador de oxígeno portátil que son dispositivos innovadores.

Las diferencias entre uno y otros son muy evidentes, por lo que muchas personas no saben cuál es la mejor para ellos, por lo que a continuación les diremos sus principales diferencias para que puedan determinar cuál es la mejor para sus necesidades cotidianas y que cumpla con las características necesarias para compensar el suministro de oxígeno que requieren.

Modo de suministrar el oxígeno

El generador o concentrador de oxígeno únicamente suministra el elemento cuando el paciente está en fase de inhalación, mientras que el suministro se detiene en cuanto el paciente está exhalando. A este tipo de suministro discontinuo se le conoce como suministro de onda pulsada u on demand.

Por el contrario, los tanques o cilindros de oxígeno suministran el elemento de manera continua, por lo que el flujo de oxígeno es constante tanto durante la inspiración como en la fase de espiración. Esto genera que la mayor parte del oxígeno contenido en el cilindro (un aproximado de ¾) se suministre sin utilidad alguna, lo que genera un desperdicio significativo que puede representar una ausencia de oxígeno en un momento crítico y una inversión constante en rellenar el tanque.

Función rehabilitadora

Debido al tipo de suministro del generador de oxígeno portátil, permite un efecto rehabilitador del sistema respiratorio, que en muchas ocasiones se refleja en una mejora general. El oxígeno de un generador es suministrado sólo por cánula nasal, y como mencionamos sólo durante la inhalación, por lo que el paciente no requiere usar la boca como compensación para oxigenar los pulmones.

Por el contrario de lo que sucede con el oxígeno líquido de los tanques, que en la mayoría de las ocasiones se suministra con una mascarilla, por lo que es posible respirar con la boca abierta provocando que se derrame alrededor del rostro.

Aunque parezca extraño, los especialistas han confirmado que el obligarse a respirar sólo con la nariz permite lograr una mayor eficiencia en la respiración, por ende, una mejor saturación de oxígeno en la sangre. Lo que representa una mejora significativa para la oxigenación de todo el cuerpo.

Cantidad de oxígeno con la que se dispone

El principal temor de los pacientes que se someten a la oxigenoterapia es quedarse sin oxígeno. Algo que sucede regularmente con un tanque de oxígeno, que requiere ser rellenado de manera constante y en muchas ocasiones si se sale de viaje o se está fuera de casa se debe cargar con uno o dos tanques más como repuesto para garantizar un suministro de oxígeno constante. Esto no sólo resulta incómodo, sino que también representa una inversión económica importante. Por esta razón, muchos pacientes prefieren quedarse en casa o salir por breves periodos de tiempo para evitar este problema.

En cambio, con un generador de oxígeno portátil esto jamás ocurre. Ya que los generadores no poseen un tanque de almacenamiento para el oxígeno, sino que producen oxígeno de gran nivel de pureza a partir del aire del ambiente. Es decir, que sus sistemas concentran el aire que hay a su alrededor y separa el oxígeno de los demás elementos. Lo único que se requiere es que la batería tenga la carga suficiente, lo que hace que su autonomía sea prácticamente ilimitada.

Tamaño y su peso

La media de peso de un tanque de oxígeno portátil es de cuatro a cinco kilogramos cuando se encuentra totalmente lleno. Además, se le debe sumar el peso de todos los accesorios para poder moverlo en cualquier parte, lo que termina siendo un peso mayor a los ocho kilogramos.

Por su parte, un generador de oxígeno portátil que se conforma por el dispositivo, las cánulas nasales y la batería, tiene un peso menor a los tres kilogramos. En caso de usar una batería de alta duración o llevar una batería de repuesto, más una mochila para transportarlo, su peso no supera los cuatro kilogramos. Las baterías estándar de los generadores Inogen, tienen una duración aproximada de cuatro horas, mientras que las de alta duración pueden durar hasta el doble de tiempo. Esto se traduce en una larga autonomía con poco peso.

Una de las mejores marcas de concentradores en el mercado son los de la marca Inogen, que pueden adquirir en la tienda de Inogen México, somos distribuidores autorizados y brindamos servicio técnico para sus equipos. Entre los productos más destacados, está el Inogen One G3, un concentrador pequeño, ligero y de larga duración. Los invitamos a visitar nuestra tienda en línea para conocer los diferentes modelos y accesorios con los que contamos, estamos a su disposición vía telefónica al (55) 6992 8350 y (55) 5302 6944 o al WhatsApp (55) 7667 1633.

Entradas recomendadas