generador de oxigeno portatil

El generador de oxígeno portátil es un equipo que simplifica el procedimiento para las personas que requieren recibir aire limpio de forma constante mientras se encuentren en tratamiento. Si antes se presentaba este problema, no había ni siquiera forma de que la persona pudiera salir del hospital.

Gracias a la mejora e implementación de nuevos equipos médicos, es posible que una persona pueda recibir terapia nebulizadora desde la comodidad de su casa. Aun así, tanto la familia como él, deben saber que hay varias recomendaciones de seguridad que deben seguir para que no existan complicaciones a largo plazo.

Entre las principales está que el espacio debe mantenerse limpio y fresco en todo momento. Para ello se recomienda aire acondicionador que tenga filtros que limpien el aire o un humidificador que extraiga la humedad del ambiente y facilite la respiración dentro de la casa. Se pueden consultar con el médico otras prácticas que vuelvan más limpio el aire del hogar.

Revisiones periódicas

Cuando empieza a usar un concentrador de oxígeno portátil con regularidad, el doctor le señala ciertas revisiones periódicas para revisar sus avances y evaluar las mejoras. Es muy importante asistir a estas consultas porque de esta forma el doctor puede evaluar sus avances, saber si ha mejorado o si empeora, y saber por qué.

A partir de estas evaluaciones sabrá si necesita o no continuar con este recurso. En estas revisiones también puede pedir más oxígeno en caso de requerirlo para que no se quede sin él. Depende del tipo de equipo que maneje es si ocupa de ciertos cuidados de limpieza o mantenimiento. Por lo general, los eléctricos solo requiere que se tenga cuidado con el uso y manejo del cable de alimentación.

siga las instrucciones del médico

Todas las recomendaciones que le haga el médico son las que mejor se adaptan a su situación. Por ello, debe procurar seguirlas con rigidez y cumplirlas. No debe aumentar o modificar el flujo de oxígeno que le haya especificado el médico. Aunque sienta que la dosis es inferior o que no sale igual que antes, nunca debe hacer una modificación sin consultarla primero.

Tampoco debe desconectarse del aparato si no está entre las opciones que le asignó el médico, por ello debe usarlo hasta para dormir si así fueron las indicaciones. Procure también el funcionamiento del equipo para que no presente fallas y se encuentre activo en todo momento. Recuerde que parte de su salud depende de que el equipo trabaje bien.

Adapte el equipo a sus comodidades

Las primeras semanas con el equipo podría decirse que son las más incómodas porque no solo es traer un cable en la cara todo el tiempo. Sino que debe llevar el generador de oxígeno portátil  a todas partes y eso se vuelve fastidioso y complicado. Con el tiempo puede empezar a usar maniobras que faciliten el transporte del equipo y sea más práctico moverlo.

Adapte espacios para colocarlo al lado de su cama y del lugar en el que se bañe. Coloque una silla extra para el equipo mientras come. Utilice los accesorios con los que viene para llevarlo fuera, no lo vea como una extensión de su cuerpo sino como un instrumento de apoyo, agregue en él el valor que representa para que pueda sobrellevarlo.

No fume

El tabaco es una de las drogas que más perjudican el aire limpio puesto que su humo debilita y daña el funcionamiento de los pulmones. Si lo que intenta es mejorar la calidad de su sistema respiratorio, de nada sirve que fume y empeore la condición en la que se encuentran. El gasto en el equipo y las consultas habrán sido inútiles porque no podrá ver verdaderas mejoras en su salud.

Tampoco es favorecedor que esté cerca de alguien que fuma. Menos porque el humo que expulsan es aún más dañino que cuando es quien consume el cigarrillo. Si alguien de su familia fuma, es un buen motivador con su condición para que deje tan feo hábito. De lo contrario, mínimo que pueda hacerlo fuera de su casa o lejos de su presencia.

Use el equipo en espacios adecuados

El generador de oxígeno portátil  es un equipo eléctrico y tecnológico que debe usarse lejos de productos o zonas inflamables. No debe usarse cerca de la cocina u otro espacio en el que exista el riesgo de que se sobrecargue por el exceso de calor. Tampoco es un equipo que pueda mantenerse mojado o en superficies húmedas.

El oxígeno es un gas que puede iniciar el fuego, así que el usuario debe seguir las normas de seguridad y adaptarlas para no ponerse en peligro ni a nadie que se encuentre en el mismo espacio. No debe exponerse a altas temperaturas ni usarse un cable de alimentación diferentes con el que reciba menos o más cantidad de la que necesita.

Respete el funcionamiento

No intente mover la configuración del aparato, si a la configuración inicial el médico no le hizo ninguna alteración, significa que debe usarla así en todo momento. Modificar alguno de los elementos puede provocar que aumente la cantidad de oxígeno, o que modifique otras características de su manejo. Si utiliza el equipo así puede perjudicar su salud en lugar de mejorarla.

Estos generadores cumplen con una función excepcional porque su propósito es mejorar su estado de salud. Por es razón deben usarse con cuidado. Además, son equipos costosos que pueden ser heredados si se cuidan apropiadamente porque tienen muchos años de funcionalidad.

En Inogen México nos encontramos al pendiente de su familia. Para ello ponemos a su alcance los mejores productos que les ayuden a mantener su salud en las mejores condiciones. Nuestros productos están siempre a la vanguardia y equipados con la más alta tecnología. En concentradores tenemos ahora disponible los Inogen One que son productos excepcionales para la administración de oxígeno y el cuidado de la salud respiratoria.

Estamos a su disposición en todo momento para que su pariente reciba la mejor atención de forma que puedan llevar una vida digna y confortable. Si requiere más información sobre nuestros servicios y los productos que manejamos, escríbanos al WhatsApp +52 (55) 7667 1633 en donde estamos activos en todo momento o llámenos a cualquiera de los teléfonos (55) 5602 6944 o (55) 6992 8350.

Entradas recomendadas