A pesar de que son cada vez más comunes, aún hay muchas dudas sobre como usar o seleccionar un concentrador de oxígeno portátil. Los concentradores son dispositivos fundamentales para las personas que tienen problemas respiratorios, ya sea por daños en los pulmones, enfermedades crónicas, entre otros problemas.

En los últimos años, se han desarrollado muchos avances en cuanto al suministro de oxígeno, por lo que los grandes tanques de este elemento en estado líquido que pueden ser peligrosos han sido sustituidos por los concentradores.

Un concentrador de oxígeno es un dispositivo médico que concentra el aire del ambiente para retirar y filtrar los elementos que lo componen hasta lograr una concentración de oxígeno que puede ser superior al 96 por ciento.

Contrario a lo que se piensa, el elemento que en mayor cantidad se encuentra en el aire es el nitrógeno, que representa alrededor de un 78 por ciento y le sigue el oxígeno con un 21 por ciento. El restante uno por ciento se compone por varios elementos, partículas orgánicas e inorgánicas.

El generador de oxígeno portátil elimina la mayor parte del nitrógeno, por lo que concentra el oxígeno hasta alcanzar los niveles deseados. Posteriormente, lo suministran a los pacientes mediante unas cánulas y su salida se mide en litros por minuto. También se pueden encontrar modelos fijos que pesan mucho más, aunque también permiten una mayor salida de litros por minuto en la salida de oxígeno.

De acuerdo con las necesidades de cada paciente, los médicos les recetarán los requisitos de litros por minuto, para determinar que tipo de concentrador necesitan. Todos los concentradores pueden ajustarse hacia abajo desde su salida máxima, pero no pueden superarla.

Para conocer más sobre los concentradores de oxígeno portátil no se pierdan la siguiente parte de este post y adquieran los mejores equipos de la marca Inogen en nuestra tienda, comuníquense con nosotros vía telefónica o envíenos un mensaje vía WhatsApp.

Entradas recomendadas