Consejos para aumentar la comodidad al usar cánulas nasales

 In Concentrador de oxígeno portátil, generador de oxígeno portátil, Inogen One G3

La mayoría de los pacientes que reciben oxigenoterapia con un concentrador de oxígeno portátil, como el Inogen One G3, utilizan cánulas nasales, ya que es la forma más cómoda posible para recibir el O2. No obstante, muchas personas pueden sentirse incómodas cuando utilizan las cánulas, sobre todo si deben recibir terapia todo el día o si es la primera vez que las utilizan y no saben cómo deben emplearse correctamente.

Primer paso. Encontrar la cánula nasal más cómoda

Cuando les recetan oxigenoterapia, es necesario que realicen algunos ajustes en su vida cotidiana. Lo primero es aprender a usar la cánula nasal correctamente, pero debido a que hay una gran variedad de modelos, deben seleccionar la que mejor se ajuste a ustedes. El trabajo de las cánulas es proporcionar oxígeno a los pacientes, ya sea desde un tanque de O2 o un concentrador de oxígeno portátil.

Son un pequeño tubo flexible que tiene dos puntas que se introducen en las fosas nasales. Debido a que es menos invasiva que la mascarilla, son el método más popular. El modelo adecuado dependerá de la cantidad de oxígeno requerido (L/m) y el flujo del suministro. También vienen en diferentes tamaños y es esencial que encuentren el que mejor se ajuste a ustedes. Sin el tamaño y tipo adecuado, es posible que presenten molestias o irritación.

El tamaño adecuado dependerá del tamaño y forma de sus fosas nasales. La cánula debe encajar cómodamente, sin que haya fugas de aire ni entre demasiado. La pieza nasal de oxígeno debe sentirse cómoda en todo momento, sin irritar o dañar. Una vez que hayan encontrado la adecuada, es hora de determinar la ubicación correcta.

Segundo paso. ¿Cómo colocar una cánula nasal?

Solo hay una forma de colocar la cánula, pero el tubo flexible que va hacia el generador de oxígeno puede ser otra cosa. Antes de colocarse la cánula, recuerden lavarse bien las manos, inserten las puntas de la pieza nasal de oxígeno en sus fosas nasales, luego tomen los tubos de oxígeno a cada lado de su cara y levántenlos, colocándolos sobre sus oídos como si fueran anteojos. Luego, usen el control deslizante que sujeta los tubos donde se unen debajo de la barbilla para ajustar.

Los tubos de la cánula nasal deben encajar cómodamente sobre la parte superior de las orejas y contra la mandíbula y el mentón; si están sueltos pueden llegar a mover la cánula y causar irritación o atorarse en algo. Debe tener suficiente espacio para que quepan dos dedos entre el tubo y la barbilla para un ajuste más cómodo de la cánula nasal.

Consejos para hacer la cánula nasal más cómoda

En caso de que noten algún malestar con los tubos del Inogen One G3, irritación o la cánula nasal se mueva constantemente, pueden probar alguno de los siguientes consejos. En primer lugar, pruebe que la colocación de la cánula sea la correcta o si debe cambiar el modelo. También realice un ajuste adecuado del control deslizante para que los tubos están más pegados a la barbilla y las mejillas.

En caso de que no quiera que se muevan, pueden utilizar tela micropore para pegar los tubos a la piel, lo que reducirá el exceso de fricción. En caso de que aún presente irritación, se recomienda cambiar el tubo por uno más suave y/o delgado.

También puede optar por una colocación diferente al girarla para que los tubos bajen por la parte posterior de su cuello con el deslizador descansando detrás de su cabeza en la base del cuello.

Para la mayoría de usuarios de cánulas nasales, estos consejos son suficientes. A medida que se acostumbren a su colocación, podrán encontrar la posición más cómoda con relativa rapidez. Sin embargo, tengan en cuenta que con los cambios climáticos y en la temperatura o la textura de su piel pueden requerir hacer pequeños ajustes.

Algunas personas experimentan irritación de la piel y sequedad nasal con el uso de cánulas nasales, a pesar de seguir los consejos que hemos mencionado. Afortunadamente, la mayoría de estas complicaciones se pueden resolver fácilmente con las siguientes soluciones:

  • Oxígeno humidificado. Humidificar el O2 puede ayudar a aliviar los conductos nasales secos o minimizar las hemorragias nasales por el uso de oxígeno.
  • Aerosol salino. Es una solución eficaz para los conductos nasales secos y las hemorragias nasales que resultan del uso de oxígeno.
  • Cubiertas para tubos de oxígeno. Están diseñadas para reutilizarse y protegen cómodamente la piel de la irritación causada por la fricción del tubo.
  • Lubricante con base en agua. Ayuda a aliviar la irritación y el dolor de la pieza nasal de oxígeno que frota el interior de las fosas nasales cuando se aplica en una capa delgada en los extremos de las puntas.

Adaptarse a la vida con la oxigenoterapia significa aprender a ajustar correctamente la cánula nasal. Sin embargo, aprender a colocarse una es relativamente simple y se convertirá en algo natural para ustedes cuánto más lo practiquen. Una vez que haya aprendido a ajustar la pieza nasal, puede usar cómodamente su cánula nasal en cualquier momento para recibir sus tratamientos de oxígeno cuando y donde los necesite.

Obtenga más información sobre las cánulas nasales suaves y cómodas con su médico y adquiera las marcas recomendadas por Inogen, el generador de oxígeno portátil de más alta calidad en el mercado.

Para adquirir los mejores en México, comuniquese con los especialistas de Inogen México. Contamos con un amplio catálogo de productos y somos el único taller autorizado para reparaciones. Los concentradores Inogen One G3 están autorizados por la COFEPRIS y elaborados con los mejores materiales y tecnología de punta. Para conocer más sobre los Inogen One, pueden comunicarse con nosotros vía telefónica al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944 y (55) 3727 0946 o al correo electrónico info@inogenmexico.com.

Publicaciones Recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

0
WhatsApp