concentrador de oxigeno portatil

Anteriormente en el blog de Inogen México hemos hablado de la funcionalidad de un equipo concentrador de oxígeno portátil en la administración de oxigenoterapia en pacientes con diferentes tipos de enfermedades que afectan su calidad respiratoria. De igual manera presentamos recomendaciones para el uso de este tipo de equipos y sugerencias para viajar con ellos, para que en todo momento se cuente con oxígeno, incluso en medios de transporte donde su uso puede encontrarse limitado, como es el caso de los aviones. Continuando en esa línea, dedicaremos esta publicación en nuestro blog a hablar de la enfermedad pulmonar intersticial y del modo en que la oxigenoterapia es utilizada en el tratamiento de personas con este padecimiento.

Para comenzar, es importante identificar que al hablar de enfermedad pulmonar intersticial se engloban diferentes trastornos, que en su mayoría producen que en el tejido pulmonar se formen de manera progresiva cicatrices. Estas cicatrices afectan la capacidad para respirar y por tanto, interfieren en el proceso de enviar cantidades suficientes de oxígeno al torrente sanguíneo para que el organismo pueda llevar a cabo de manera normal sus tareas. Son diferentes las causas que producen la enfermedad pulmonar intersticial, pero uno de los factores que con mayor frecuencia se identifica como desencadenante es la exposición constante a materiales peligrosos, como es el caso del asbesto. De igual manera, ciertas enfermedades autoinmunitarias pueden llegar a producir estas alteraciones, aunque en muchos casos la causa de su origen es desconocida.

La formación de tejido cicatricial en los pulmones no es un proceso reversible. Sin embargo, existen opciones de tratamiento que pueden contribuir a retrasar el avance del daño, y tanto el tipo de medicamentos recetados como terapias, son recomendadas por los especialistas según las particularidades de cada caso. Si ustedes han sido diagnosticados con esta enfermedad, o bien, si presentan síntomas como dificultad para respirar al realizar esfuerzos físicos, o incluso estando en reposo o tos seca persistente, lo mejor es consultar con un médico que diagnostique si se ha presentado un daño en los pulmones que requiera de un tratamiento.

Como ya mencionamos, la enfermedad pulmonar intersticial no es reversible, pero sí es posible recibir un tratamiento para mitigar las molestias y retrasar el proceso de formación de cicatriz en los pulmones. Llega a ser bastante común que las personas diagnosticadas con esta enfermedad piensen que un tratamiento es innecesario, ya que realmente no se puede hacer nada para evitar que avance el proceso de cicatrización, salvo recurrir a un trasplante de pulmón, pero los especialistas recomiendan seguir de cualquier manera un tratamiento para reducir los riesgos de complicaciones y molestias. Entre las complicaciones más graves asociadas con esta enfermedad se encuentra la hipertensión pulmonar, la cardiopatía pulmonar y la insuficiencia respiratoria, las que ponen en riesgo la vida del paciente.

Una vez diagnosticada la enfermedad pulmonar intersticial, el tratamiento incluye el uso de medicamentos especiales que pueden frenar la evolución final del problema, o bien, mejorar temporalmente los síntomas para que el paciente pueda tener una mejor calidad de vida. En este punto es necesario mencionar que debido a que la enfermedad pulmonar intersticial comprende distintos trastornos de cicatrización, no hay tratamientos comprobados para atenderla, aunque se continúan realizando investigaciones para identificar qué tratamientos son más adecuados para ciertos tipos específicos de trastornos de la enfermedad pulmonar intersticial. Los medicamentos corticoesteroides, los que hacen más lento el avance de la fibrosis pulmonar idiopática y los que reducen el ácido estomacal, ya que el reflujo gastroencefálico intensifica el daño en los pulmones, son los más recetados. Además se indica el uso de oxigenoterapia, la rehabilitación pulmonar, y en algunos casos la cirugía.

La oxigenoterapia consiste en la administración de oxígeno suplementario a través de diferentes medios, pero uno de los más prácticos y eficientes es el concentrador de oxígeno portátil, gracias a su facilidad de uso y a que se puede transportar fácilmente a cualquier lugar. La oxigenoterapia en sí no es capaz de detener el daño pulmonar, pero es una alternativa para permitir al paciente con enfermedad pulmonar intersticial respirar más fácilmente, incluso al realizar actividad física. Con la administración de oxígeno suplementario se pueden disminuir o evitar las complicaciones derivadas de los bajos niveles de oxígeno en la sangre. Además, suministrar correctamente oxígeno suplementario puede ayudar a la reducción de la presión arterial del lado derecho del corazón, lo que disminuye los riesgos de las complicaciones anteriormente mencionadas.

La oxigenoterapia es bastante recomendada porque proporciona sensación de bienestar a los pacientes y contribuye a mejorar su sueño, el que se ve afectado por las molestias que representan las dificultades para respirar correctamente.

Por lo regular la oxigenoterapia se indica en pacientes con enfermedad pulmonar intersticial al momento de dormir o al realizar actividades físicas que impliquen cierto esfuerzo, aunque para algunas personas los médicos recomiendan el uso de oxígeno suplementario en todo momento por el tipo de síntomas que presentan y el nivel de daño alcanzado en el pulmón. Es por esta razón que se sugiere optar por un equipo concentrador de oxígeno portátil, el que no requiere de un tanque de oxígeno ni instalaciones especiales, además de ser mucho más sencillo de usar que otras opciones y en los que la disponibilidad de oxígeno no se ve limitada. Además, como ya mencionamos, hay modelos portátiles que se pueden llevar a cualquier lado, de modo que el paciente puede continuar con sus actividades si verse limitado por requerir de este tipo de terapia.

Las especificaciones del uso de oxigenoterapia para la enfermedad pulmonar intersticial las determina el médico a partir del diagnóstico de cada caso, y se recomienda seguirlas al pie de la letra para evitar cualquier problema que pueda derivarse de una mala administración del oxígeno suplementario. Para la elección del equipo de oxigenoterapia se puede consultar con el médico, o bien, con un proveedor de estos equipos proporcionándole las indicaciones médicas, de este modo podrá sugerir el equipo cuya configuración permita la correcta administración de oxigenoterapia.

Si ustedes buscan un equipo concentrador de oxígeno portátil en Inogen México tenemos los de más alta calidad. Para conocer a detalle las características de los equipos que ponemos a su alcance no duden en visitar nuestro catálogo en línea o en contactarnos, con gusto responderemos sus preguntas y los asesoraremos en la elección del equipo que se adapte mejor a sus necesidades.

Entradas recomendadas