oxigeno portatil

Las personas que sufren de EPOC y otros padecimientos pulmonares y cardiovasculares que hacen que sus niveles de oxígeno estén por debajo de lo recomendado requieren de oxigenoterapia. Este tratamiento puede darse mediante un concentrador de oxígeno portátil que deben usar desde algunas horas al día o todo el tiempo, de acuerdo con la severidad de su padecimiento, cantidad de oxígeno requerida y otros factores.

En caso de que ustedes ya lleven este tratamiento, uno de los efectos secundarios que pueden tener es una sensación incómoda y seca en la garganta, la nariz o la boca. Si bien no se trata de un problema que pueda afectar la salud, muchas personas lidian con esto cuando comienzan a usar la terapia de oxígeno y puede resultar un poco molesto mientras se acostumbran a ello.

Aunque en realidad no será necesario que lidien con la piel irritada, que en algunas personas puede llegar a ocasionar hemorragias nasales leves; se pueden realizar algunas cosas simples para la prevención de estos problemas. Lo primero que deben hacer es mantener su generador de oxígeno portátil y todos los accesorios bien limpios, realizar una inspección antes y después de usarlos y evitar utilizar cánulas que no hayan sido empaquetadas y/o guardadas adecuadamente.

¿Por qué la oxigenoterapia produce irritación en las mucosas nasales?

Cuando una persona comienza un tratamiento con oxígeno, el flujo de aire puede sentirse inusual, esto se debe a que el aire que se respira normalmente es en su mayoría nitrógeno, tan solo un 21% es oxígeno, mientras que con la oxigenoterapia los niveles de O2 aumentan a una concentración de 80 a 98%. Razón por la cual, la sensación causada puede ser molesta hasta que se acostumbrarán con el tiempo.

De igual manera, los altos niveles de oxígeno pueden reducir la humedad de las mucosas, lo que hace que se irriten fácilmente la nariz, boca y garganta. Por esta razón es importante que sigan el índice de flujo prescrito por su médico, no disminuya ni aumente el índice sin una consulta previa y en caso de que las molestias sean muy altas o exista un sangrado constante, consulte a sus médicos de inmediato.

Prevenir hemorragias nasales

Las hemorragias nasales pueden ocurrir con frecuencia en personas que usan oxigenoterapia, es un efecto normal durante los primeros meses y en la mayoría de los casos no es algo de lo que deban preocuparse. Las hemorragias nasales a menudo ocurren porque el interior de las fosas nasales puede secarse por el flujo constante de aire. La delicada piel dentro de la nariz se irrita y una pequeña protuberancia con el borde de la cánula nasal es suficiente para causar una pequeña ruptura en la piel.

Las narices con sangre también ocurren si usa un alto flujo de oxígeno a través de una máscara facial en lugar de una cánula. Otra ocurrencia normal es ver sangre en su moco después de sonarse la nariz mientras usa su concentrador de oxígeno.

Para evitarlo, puede usar un bálsamo hidratante. Existen bálsamos hidratantes en el mercado que están hechos específicamente para los conductos nasales secos debido a la terapia de oxígeno, también puede usar aceite de semilla de sésamo para obtener el mismo efecto. El aceite de semilla de sésamo es un antiinflamatorio natural y puede protegerlo de los gérmenes que se pueden esconder en la nariz.

Aplique el bálsamo humectante o el aceite de sésamo en el interior de las fosas nasales con la punta de un bastoncillo de algodón. Una capa delgada es suficiente, no desea aplicar demasiado o puede ser incómodo. Es importante que antes de seleccionar cualquier tipo de humectante, consulten con su médico para que los ayude a elegir el mejor y de las instrucciones de cómo utilizarlos con las cánulas de un generador de oxígeno portátil.

Añadir humedad

Otro método para tratar y prevenir la nariz y garganta seca es el uso de una botella humidificadora con su concentrador de oxígeno. Estas botellas en particular se adhieren a su concentrador y fuerzan el oxígeno a través del agua. Este proceso ayuda a agregar humedad al oxígeno que se le proporciona para que no se seque tanto.

Si experimenta sequedad en la boca y la garganta mientras usa una botella humidificadora, puede usar un humidificador ambiental para agregar aún más humedad al aire que respiran. Pueden encontrar que necesitan más esto mientras duermen, ya que se tiende a respirar más por la boca. Asegúrense de que el agua que utiliza en sus humidificadores esté destilada y diseñada especialmente para el modelo del concentrador de oxígeno portátil.

Mantengan limpios los equipos y accesorios

Además de humectar la nariz y la garganta reseca, es importante que el concentrador de oxígeno y todos los accesorios que utilicen estén totalmente limpios. El polvo ambiental, partículas flotantes y la contaminación pueden entrar fácilmente al generador y a las cánulas. En los concentradores los filtros se encargan de retener todas las partículas, pero es importante que sean limpiados cada que se recomienda según las condiciones de uso.

Para las cánulas, el tubo debe ser remplazado cada dos meses y la cánula al menos una vez al mes. Cuando no las utilicen guárdenlas en sus bolsas especiales y transpórtenlas en una mochila limpia, como las de los concentradores de oxígeno de Inogen. De esta manera se asegurarán de que cualquier suciedad no entre e incremente la sensación de sequedad.

Como siempre, asegúrense de hablar con su médico si tiene alguna pregunta o inquietud con respecto a su condición y su tratamiento. Seguir estos sencillos pasos puede ayudar a reducir la sequedad que puede surgir cuando se usa la oxigenoterapia.

Para las personas que necesitan oxigenoterapia por problemas pulmonares y que necesitan concentrador de oxígeno portátil, la marca Inogen cuenta con los mejores modelos, pequeños, de bajo peso y una gran durabilidad de la batería. En Inogen México podrán encontrar los mejores modelos de la marca, accesorios y servicio técnico. Los invitamos a visitar nuestra tienda en línea y comuníquense al (55) 6392 8350 y (55) 5602 6944.

Entradas recomendadas