El nivel de oxígeno en la sangre es un elemento muy importante cuando se tienen enfermedades como el asma, cáncer de pulmón y EPOC, ya que pueden provocar que este indicador se reduzca a niveles tan bajos que terminarán por afectar la salud en general. Para estos casos, el concentrador de oxígeno portátil juega un papel muy importante como auxiliar en el tratamiento de oxigenoterapia.

Recuerden que los concentradores de oxígeno portátiles solo se deben utilizar cuando un médico así lo indique, ya que los altos índices de oxigenación en la sangre pueden generar cuadros de hipoxia en el organismo, que afectan a la salud del paciente.

¿Cómo funcionan estos equipos?

El concentrador de oxígeno es un dispositivo generador de oxígeno portátil que absorbe el aire del medio ambiente y que tiene la capacidad de separar el oxígeno de los demás gases para suministrar oxígeno al paciente en altas concentraciones, aproximadamente en un 96% de pureza. El aire en el ambiente es absorbido por medio de un compresor eléctrico a través de una serie de filtros y de cámaras de tamiz molecular que eliminan el nitrógeno.

El gas desechado vuelve al medio ambiente sin que esto cause algún daño y el proceso se repite continuamente para dotar de oxígeno al paciente, quien lo recibe a través de una cánula nasal o mascarilla. Es así como tendrá suministro de O2 ininterrumpido de acuerdo con el ajuste de la configuración para recibir el flujo indicado por el médico. Estos equipos han sido diseñados con la finalidad de funcionar incluso durante las 24 horas del día.

¿Qué tipo de personas necesitan un concentrador de oxígeno?

Todas aquellas personas que tengan algún trastorno en los pulmones y que le impida respirar correctamente, requieren de una terapia de oxígeno suplementario, que incrementará los niveles de oxígeno que aspira el paciente para así tener niveles adecuados en la sangre y alimentar a todos los órganos. Entre más oxígeno entra al torrente sanguíneo del cuerpo, mejor será su funcionamiento.

El cuerpo del ser humano necesita de un suministro estable de oxígeno para funcionar apropiadamente; quienes tienen algún problema en los pulmones, se ven limitados en esta capacidad y por ello el médico les receta la oxigenoterapia.

La terapia de oxígeno suplementario corregirá los niveles del gas en la sangre, que, cuando es muy bajo, presenta síntomas como dolor de cabeza, fatiga, aumento de irritabilidad, confusión y somnolencia. La terapia de oxígeno es segura siempre y cuando sea recetada por un profesional, así que no tienen por qué alarmarse, por el contrario, prepárense porque su calidad de vida va a mejorar significativamente.

¿Por qué es mejor el concentrador de oxígeno?

El concentrador de oxígeno portátil opera por medio de una batería que le otorga rendimientos de entre cuatro y ocho horas, según el tipo de batería. Pese a ser un equipo tan sofisticado, su peso es ligero, va desde 2.5 a 5 kg; además, es muy pequeño, por lo que se podrá colocar en cualquier espacio e incluso el paciente podrá cargarlo sin que ello genere molestias o cause fatiga.

Este dispositivo es considerado como uno de los mejores y por ello cada vez son más quienes los prefieren en lugar de los estorbosos tanques de oxígeno, que pesan hasta 50 kg y, por ende, no son portátiles. A largo plazo, el concentrador es mucho más barato que el tanque de oxígeno, ya que solo se realiza una inversión inicial y un mantenimiento anual; mientras que los tanques deben ser rellenados contantemente y los precios son variables.

Hay que señalar que el tanque de oxígeno es una mejor alternativa para esos casos eventuales o para quienes requieren de oxigenoterapia por menos de seis meses. Si requieren oxigenoterapia a largo plazo, es mejor que opten por la compra de un generador de oxígeno portátil. La elección de una u otra opción dependerá de las necesidades específicas del paciente.

¿Qué ventajas tiene la oxigenoterapia domiciliaria?

Cuando una persona necesita oxígeno y opta por la terapia domiciliaria, siguiendo las recomendaciones al pie de la letra del médico, conseguirá obtener interesantes beneficios, tales como:

  • Reducirá el número de hospitalizaciones por crisis.
  • Su corazón trabajará mejor y con menos esfuerzo.
  • Los glóbulos rojos de su sangre estarán en niveles normales.
  • Sus órganos funcionarán mejor, esto debido a que estarán bien oxigenados y con la energía suficiente.
  • Su calidad de vida mejorará significativamente y vivirá por más años.
  • Disminuirá la sensación de depresión y aumentará la capacidad de realizar sus actividades diarias de forma independiente.

¿Con quién comprar un concentrador de oxígeno?

Para adquirir estos dispositivos, la recomendación será siempre acercarse con un distribuidor especializado. Una de las mejores opciones que existen en el país es Inogen México, donde encontrarán el respaldo de una empresa con amplia experiencia.

Contamos con diferentes modelos para que elijan uno acorde a sus requerimientos y capacidades. Si desean más información sobre el concentrador de oxígeno portátil, comuníquense a las líneas (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o llenen el formulario.

Entradas recomendadas