5 de abril, día nacional contra el cáncer pulmonar

Desde el 2018, cada cinco de abril se conmemora el Día Nacional contra el Cáncer de Pulmón, que es el más mortal en México. Su fin es concientizar a la población para que tomen medidas preventivas y cuiden sus pulmones en caso de que necesiten sistemas de oxígeno portátil.

El 5 de abril es un día para concientizar acerca del cáncer pulmonar

El cáncer se ha posicionado como una de las principales causas de defunciones en México, no obstante es importante señalar que no todos los tumores son similares. El cáncer de pulmón es un caso particular, ya que es uno de los más mortales. Pese a las cifras altas de casos, la comunidad médica menciona que es uno de los que menos apoyo gubernamental recibe.

Afortunadamente, a partir del 2018 se acordó conmemorar el Día Nacional contra el Cáncer de Pulmón cada cinco de abril. Para este logro, se necesitó un proceso muy largo, debido a los constantes desafíos, como los prejuicios que hay en torno a esta neoplasia. Muchos consideran que dejar de fumar puede evitar el problema, no obstante el 35% de los casos registrados no se relacionan con el consumo de tabaco.

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cáncer pulmonar es el de mayor mortalidad, ya que aproximadamente 22 personas fallecen por esta enfermedad diariamente. Algo que explica las altas cifras es la dificultad de combatir los tumores en sus etapas avanzadas. A ello se añade que casi el 80% de los afectados acuden de forma tardía con los especialistas.

El problema es también serio a nivel global, ya que causa la muerte de tres personas cada minuto. Se han conseguido notables avances para otros tipos de cáncer, no obstante no se tienen los mismos resultados contra este tipo de tumor. Se requieren más investigaciones y cuidados por parte de la población, ya que el cáncer de pulmón es real y puede desarrollarlo cualquier persona.

Es importante que las personas sean conscientes de los hábitos que dañan sus pulmones y acudan a revisiones periódicamente, especialmente si tienen antecedentes familiares con cáncer pulmonar.

Tratamientos contra el cáncer pulmonar

Para tratar el cáncer pulmonar, se aplican distintos métodos, aunque varían según el tipo y la diseminación del tumor. Los pacientes con cáncer de células no pequeñas pueden tratarse con quimioterapia, radioterapia, cirugía, terapia dirigida o una combinación de estos. En el caso de células pequeñas, reciben quimioterapia y radioterapia comúnmente. Para ambos casos es posible usar oxígeno portátil para compensar las dificultades para respirar.  Los detalles de cada tratamiento son los siguientes:

  • Cirugía. Consiste en cortar y extraer el tejido canceroso.
  • Se reduce o elimina los tumores mediante medicamentos, que pueden administrarse vía intravenosa o mediante pastillas.
  • Consiste en usar radiación de alta intensidad para neutralizar el cáncer.
  • Terapia dirigida. Conlleva usar medicamentos para inhibir la diseminación y crecimiento de las células cancerosas. Pueden aplicarse vía intravenosa u oral.

Es común que varios especialistas cooperen para tratar a un solo paciente. Por ejemplo, suelen intervenir pulmonólogos (especialistas en enfermedades pulmonares), cirujanos, oncólogos médicos (especialistas que tratan el cáncer con medicamentos), oncólogos radiólogos (especialistas en radioterapia aplicada al cáncer). El cáncer también implica dificultades para respirar, por tal motivo, suele recomendarse un generador de oxígeno portátil, como los de Inogen ofrece.

Inogen G3 se recomienda para pacientes con cáncer pulmonar

Las personas que padecen cáncer pulmonar pueden usar oxígeno portátil para sobrellevar su problema. También se recomienda para personas que reciben cualquiera de los tratamientos descritos, ya que suelen aparecer problemas, como la ruptura de los pequeños sacos de aire y la enfermedad pulmonar obstructiva o restrictiva, que, comúnmente, presentan dificultades para respirar.

Encontrarán varias opciones de oxigenoterapia, no obstante Inogen One G3 es considerada como una de las mejores, debido a sus excelentes características, como capacidad de hasta cinco litros por minuto, peso ligero de 2.5 kg, baterías de 16 celdas que duran hasta 9 horas o de 8 celdas que duran 4.5 horas. Producen muy poco ruido y son compactos, ya que miden solo 22.22 cm de largo, 20.95 cm de altura y 7.62 cm de ancho.

Su avanzada tecnología le permite brindar hasta el 96% de pureza de oxígeno a los usuarios, lo que es un porcentaje muy alto entre los concentradores de oxígeno. El modelo opera mediante filtros, cuya función es recoger el aire del entorno y separar las partículas para obtener suministros de alta calidad. Tras estos pasos, el oxígeno se acumula en el equipo y, por medio de un sensor, se detecta cuando los usuarios respiran para enviar oxígeno.

Si desean un ejemplar de calidad, contacten a los expertos de Inogen México. Somos distribuidores autorizados. Si desean más información, marquen al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o visítennos en Monte Líbano #1438, Int. 4, Col. Lomas de Tecamachalco, 53950, Naucalpan, Estado de México.

¿Por qué usar el concentrador de oxígeno portátil Inogen G3?

Las personas que tienen EPOC o alguna enfermedad respiratoria están en búsqueda de equipos portátiles que le permitan una vida más independiente y, al mismo tiempo, tener la mejor tecnología. Gracias a las actualizaciones, el nuevo Inogen One G3 de alto flujo tiene un nivel de ruido aún más reducido, una vida útil de la batería un 15% más larga y una vida útil del tamiz de zeolita un 25% más larga.

Es el equipo perfecto para todos aquellos que tienen problemas respiratorios, pero que desean continuar realizando sus actividades más preciadas con normalidad. El peso reducido (la mitad de un cochecito de cilindro), capacidad de saturación muy alta en cualquier entorno y el poco mantenimiento son las características más notables que lo convierten en el equipo ideal que es ampliamente usado en todo el mundo y nosotros no somos la excepción.

Peso ideal

El peso permanece inalterado (2.2 kg), mientras que los filtros de partículas ahora se colocan en la parte superior del dispositivo y son más rígidos que los anteriores, para un mejor manejo durante la limpieza. La autonomía es prácticamente ilimitada. El cilindro de oxígeno líquido se verá instantáneamente como una herramienta de la edad media y no podrá realizar las actividades que tanto le gustan.

¿Cómo funciona el Inogen One G3?

El concentrador de oxígeno, como su nombre lo indica, «concentra» el oxígeno después de extraerlo del aire circundante. El aire se aspira a través de filtros especiales que atrapan el cabello, el polvo y las partículas en general. Esto con el propósito de que la persona reciba el aire más puro para poder respirar adecuadamente y evitar cualquier infección que pueda comprometer sus vías respiratorias.

Una vez que llega al compresor, el aire se envía a un tamiz molecular (la columna de plata visible a simple vista) donde se procesa por absorción. El tamiz molecular de hecho contiene un mineral llamado zeolita capaz de retener partículas de nitrógeno (más grandes) y para liberar las partículas de oxígeno (más pequeñas).

El oxígeno se envía a un pequeño reservorio (un pulmón compacto) y desde allí se libera al paciente mediante tecnología de pulso: el paciente recibe oxígeno solo durante la fase de inspiración. De esta manera, la función rehabilitadora de respiración se realiza de manera óptima porque respirará solamente por la nariz, lo que permitirá una mejor saturación de oxígeno en la sangre.

A diferencia de los cilindros de oxígeno tradicionales, desde los que se suministra un flujo continuo, el Inogen One G3 libera oxígeno solo cuando el paciente realmente lo necesita, es decir, durante la fase de inhalación. Las ventajas de usar este dispositivo son muchas. Siendo la primera que el paciente respira correctamente por los conductos nasales en lugar de compensar con la boca.

¿Qué ofrece este dispositivo?

Inogen one ofrece una mayor independencia a los pacientes que reciben oxigenoterapia. Este concentrador de oxígeno ha sido diseñado para cubrir múltiples funciones, incluyendo automóvil doméstico, automóvil portátil y automóvil de viaje. El concentrador de alto flujo de este modelo presenta un diseño avanzado y actualizado en comparación con modelos anteriores para pacientes en terapia de oxígeno. Se caracteriza por ser más pequeño y liviano.

Práctico para llevar a todas partes

El concentrador de oxígeno portátil de alto flujo de este modelo puede seguirlo a donde necesite ir, en todo momento. Tiene una duración variable de la batería: hasta 4 horas para la batería de 8 celdas y hasta 8 horas para la batería de 16 celdas. Es el dispositivo idóneo para que lo puedan llevar en un viaje, al trabajo o para realizar la actividad que más les gusta, como realizar ejercicio al aire libre.

Un adaptador para automóvil proporciona la energía necesaria y carga la batería mientras viaja, lo que le permite comprar, recorrer y viajar incluso durante períodos prolongados. La compra de baterías adicionales puede prolongar la vida útil de la máquina mucho más del doble. De esta manera, podrán disfrutar de más tiempo afuera sin preocuparse porque les falta el oxígeno.

Siempre con oxígeno

Está clínicamente probado que los concentradores de esta marca son capaces de proporcionar eficazmente el oxígeno necesario para casi todos los pacientes ambulatorios durante todas sus fases de actividad diaria e incluso durante el sueño. Es por eso por lo que es usado por pacientes con EPOC, fibrosis pulmonar, asma, bronquitis, apnea del sueño y otras afecciones que comprometen en gran manera las vías respiratorias.

En comparación con otros concentradores de oxígeno portátiles grandes a la venta, el concentrador de alto flujo el más liviano del mercado. En comparación de tamaño, este concentrador de oxígeno es la máquina más pequeña del mercado. Esas características hace que sea altamente demandado por pacientes de diferentes edades y con distintas enfermedades respiratorias.

Discreto y silencioso

En cuanto a las emisiones sonoras, este concentrador emite solo 37 decibelios. El adaptador de CA tiene detección automática para permitir su uso en todo el mundo. El concentrador de oxígeno de alto flujo Inogen One G3 está autorizado por la FAA para viajar en todas las aerolíneas comerciales, lo que lo convierte en un verdadero concentrador de viaje. Además, proporciona más independencia que cualquier otro concentrador actualmente en el mercado.

Este concentrador ha llegado para beneficiar a las personas y quedarse en el mercado como uno de los mejores que se encuentran disponibles en el mercado. A parte de los beneficios mencionados en este artículo, uno de gran interés por los usuarios es que proporciona el oxígeno hasta 96% más limpio. Si desean conseguir este dispositivo, conocer los modelos de Inogen que tenemos disponibles o pedir asesoría, nos pueden escribir a info@inogenmexico.com.

¿Es mejor el concentrador de oxígeno o el cilindro?: ¡conozcan la información más importante!

Cuando una persona ha sido diagnosticada con problemas respiratorios, va en búsqueda del mejor instrumento que le permita tener una mejor calidad de aire para respirar apropiadamente. Muchos individuos se preguntarán: ¿Es mejor el concentrador de oxígeno Inogen One o los cilindros tradicionales? En Inogen México hemos preparado este artículo para que comprendan las diferencias entre ambos y las razones del por qué el modelo portátil es el indicado.

Modos de suministro de oxígeno

La principal diferencia entre el concentrador de oxígeno portátil y el cilindro de oxígeno líquido es el tipo de suministro. El concentrador solo administra oxígeno cuando el paciente está inhalando, mientras que no administra nada cuando el paciente exhala. Este tipo de entrega discontinua se define como «onda pulsada» o «a pedido».

Por el contrario, el cilindro de oxígeno entrega oxígeno en un flujo continuo. Es decir, el oxígeno se entrega tanto en la fase de inhalación como en la fase de exhalación. Por esta razón, la mayor parte del oxígeno presente en el cilindro (aproximadamente 3/4 del contenido) se suministra sin ningún uso, sin duda un gran desperdicio en tiempos de crisis.

Función rehabilitadora del concentrador portátil

El concentrador portátil Inogen One brinda una mayor rehabilitación debido a su tipo de suministro y, por tanto, la persona puede tener una mejora general del sistema respiratorio. Dado que el oxígeno se administra solo a través de la cánula nasal, y solo durante la fase de inhalación, el paciente no podrá utilizar la boca como compensación para oxigenar los pulmones.

En cambio, con el oxígeno líquido en el cilindro se puede respirar con la boca abierta gracias al flujo de exceso de oxígeno que se vierte sobre el rostro, tanto con la cánula nasal como con la mascarilla. Aunque parece un gran beneficio, para tener una mayor eficiencia en la respiración y, por tanto, una mejor saturación de oxígeno en la sangre. Por consiguiente, el concentrador portátil se convierte en la mejor opción.

Muchos pacientes con EPOC y otro tipo de problemas respiratorios agudos, prefieren pasarse del oxígeno líquido al concentrador portátil porque lo pueden utilizar en su vida cotidiana y diferentes actividades con una función rehabilitadora óptima. Con este equipo el suministro de oxígeno se reduce en al menos 1 o 2 l/min para que el paciente reciba el que necesite de acuerdo con los requerimientos indicados por el médico.

Oxígeno todo el tiempo

Uno de los mayores miedos de quienes llevan a cabo la oxigenoterapia es el de quedarse sin oxígeno. En el tanque de oxígeno tradicional, la bombona se vacía con regularidad y requiere un servicio continuo de recarga/reposición para garantizar la terapia al paciente. A menudo, el servicio de oxígeno domiciliario no es tan eficiente, por lo que los pacientes viven con la angustia constante de recibir oxígeno a tiempo antes de que se agote.

Aún mayor es el miedo a quedarse sin oxígeno al andar con el cochecito (el cilindro portátil). La autonomía es limitada en el tiempo y muchas veces no cumple con las expectativas. Por este motivo, muchos pacientes prefieren no salir de casa, o salir por muy poco tiempo para evitar este problema. Por lo tanto, ven su calidad de vida altamente comprometida porque no pueden realizar sus actividades con libertad.

Con el Inogen One este miedo no existe, ya que, tienen la posibilidad de producir oxígeno dónde quiera que esté la persona, y sobre todo gracias a la posibilidad de utilizar el concentrador de oxígeno o recargarlo en cualquier lugar (en casa, en un restaurante), en el auto, etc. La autonomía es virtualmente ilimitada y la prisión psicológica no tiene más razón de existir.

Peso

Otro aspecto fundamental para tener en cuenta a la hora de elegir entre concentradores de oxígeno y cilindros portátiles es el peso. En promedio un cochecito pesa 10 a 15 kg o incluso más cuando está totalmente lleno de oxígeno. Los concentradores de oxígeno portátiles modernos son un verdadero peso pluma, ya no tendrán que preocuparse por quedarse en casa o limitarse a realizar algunas actividades de preferencia.

El Inogen One G3 tan solo pesa 2.2 kg con batería insertada(es el concentrador más ligero del mundo). La propia batería a menudo afecta el peso: con una mayor duración de la batería, la autonomía será mayor, el peso también aumentará, pero no se compara a los cilindros de oxígeno tradicionales. Son diversos los beneficios que ofrece, ya que, las personas podrán contar con una mejor calidad de vida con esta rehabilitación respiratoria.

Las últimas generaciones de dispositivos médicos (como el Inogen One ) son especialmente seguros y apenas presentan problemas eléctricos que pueden prevenirse o arreglarse fácilmente. Cuando los pacientes se sienten limitados en su vida diaria, los concentradores de oxígeno se convierten en la alternativa ideal. Tanto en términos clínicos como psicológicos, el concentrador representa la solución que te permite cambiar radicalmente tu vida: quienes lo prueban nunca regresan a los cilindros tradicionales.

A lo largo de los años, Inogen one se ha ido posicionando en el mercado internacional y nacional como la marca ideal para la rehabilitación respiratoria porque su innovación tecnológica ha posibilitado ofrecer equipos de gran calidad. Para contactarnos, nos pueden llamar al (55) 6992 8350 y (55) 5602 6944 o llenar el formulario que encontrarán en el sitio web.

¿Cuándo deben empezar a usar oxígeno suplementario?

Los problemas pulmonares son un problema que afecta a muchas personas, la EPOC es uno de los padecimientos respiratorios más comunes y puede afectar mucho la calidad de vida de las personas, ya que no pueden realizar una variedad de actividades. Utilizar oxígeno portátil suplementario es una gran forma de mejorar la calidad de vida, pero ¿cuándo es momento de comenzar a usarlo?

El papel de la oxigenoterapia en los problemas pulmonares

Todas las personas con EPOC o que sufren problemas pulmonares, puede que eventualmente necesiten oxígeno suplementario. La oxigenoterapia es necesaria cuando la función pulmonar se reduce a tal grado que interfiere con las funciones corporales normales y la capacidad de mantener o aumentar la actividad.

Aunque algunos pueden resistirse a la idea de usar oxígeno portátil suplementario, la investigación actual nos dice que tiene muchos beneficios cuando se siguen las recomendaciones de los especialistas. Los beneficios que más destacan son:

  • Mayor supervivencia para algunos pacientes cuando se usa 15 horas o más por día.
  • Mejor estado de ánimo y sueño.
  • Mayor estado de alerta y resistencia mental.
  • Previene la insuficiencia cardíaca.
  • Permite a las personas realizar actividades cotidianas normales.

¿Cuándo es necesaria?

Utilizar un concentrador de oxígeno portátil se considera como un tratamiento médico, por lo tanto, se requiere una receta por parte de un profesional médico especialista. Antes de que el médico recomiende utilizar oxigenoterapia, se deben cumplir ciertos criterios, ya que utilizar oxígeno suplementario sin necesitarlo, puede traer efectos secundarios graves y afectar más de lo que ayudará.

La oxigenoterapia a largo plazo se recomienda, entre otras, en las siguientes situaciones:

  • Pacientes con una presión parcial de oxígeno en reposo (PaO2) <55 mmHg, con un nivel de saturación de oxígeno <88%.
  • Pacientes cuya PaO2 sea de 55-59 mmHg, con un nivel de saturación de oxígeno correspondiente del 89%, que presentan signos de hipoxia tisular, incluidos aquellos con hipertensión pulmonar, insuficiencia cardíaca del lado izquierdo, policitemia (aumento de la producción de glóbulos rojos), retención de líquidos por insuficiencia cardíaca derecha o deterioro del estado mental.

Hay algunos grupos de personas con EPOC en los que los beneficios del oxígeno suplementario siguen sin estar claros, pero que pueden beneficiarse de recibir oxigenoterapia en ciertos momentos o bajo ciertas condiciones. Esto incluye:

  • Pacientes con niveles de saturación de oxígeno que bajan cuando hacen ejercicio o duermen. Estas personas pueden beneficiarse del oxígeno suplementario solo durante estos períodos de tiempo.
  • Pacientes con una PaO2 adecuada que padecen disnea grave que se alivia con la terapia de oxígeno de bajo flujo.
  • Pacientes con una capacidad limitada para esforzarse, pero mejoran su rendimiento con oxígeno suplementario.

¿Qué tipo de oxigenoterapia es mejor para ustedes?

Ya sea de flujo continuo o solo nocturno, su proveedor de atención médica utilizará su juicio clínico y los resultados de su examen físico y pruebas de laboratorio para determinar si es candidato para la terapia de oxígeno a largo plazo. Para estos casos hay dos opciones: el tanque de oxígeno que lleva mucho tiempo en el mercado o un generador de oxígeno portátil que son dispositivos innovadores.

Las diferencias entre uno y otros son muy evidentes, por lo que muchas personas no saben cuál es la mejor para ellos, por lo que a continuación les diremos sus principales diferencias para que puedan determinar cuál es la mejor para sus necesidades cotidianas y que cumpla con las características necesarias para compensar el suministro de oxígeno que requieren.

Modo de suministrar el oxígeno

El generador o concentrador de oxígeno únicamente suministra el elemento cuando el paciente está en fase de inhalación, mientras que el suministro se detiene en cuanto el paciente está exhalando. A este tipo de suministro discontinuo se le conoce como suministro de onda pulsada u on demand.

Por el contrario, los tanques o cilindros de oxígeno suministran el elemento de manera continua, por lo que el flujo de oxígeno es constante tanto durante la inspiración como en la fase de espiración. Esto genera que la mayor parte del oxígeno contenido en el cilindro (un aproximado de ¾) se suministre sin utilidad alguna, lo que genera un desperdicio significativo que puede representar una ausencia de oxígeno en un momento crítico y una inversión constante en rellenar el tanque.

Función rehabilitadora

Debido al tipo de suministro del generador de oxígeno portátil, permite un efecto rehabilitador del sistema respiratorio, que en muchas ocasiones se refleja en una mejora general. El oxígeno de un generador es suministrado sólo por cánula nasal, y como mencionamos sólo durante la inhalación, por lo que el paciente no requiere usar la boca como compensación para oxigenar los pulmones.

Por el contrario de lo que sucede con el oxígeno líquido de los tanques, que en la mayoría de las ocasiones se suministra con una mascarilla, por lo que es posible respirar con la boca abierta provocando que se derrame alrededor del rostro.

Aunque parezca extraño, los especialistas han confirmado que el obligarse a respirar sólo con la nariz permite lograr una mayor eficiencia en la respiración, por ende, una mejor saturación de oxígeno en la sangre. Lo que representa una mejora significativa para la oxigenación de todo el cuerpo.

Cantidad de oxígeno con la que se dispone

El principal temor de los pacientes que se someten a la oxigenoterapia es quedarse sin oxígeno. Algo que sucede regularmente con un tanque de oxígeno, que requiere ser rellenado de manera constante y en muchas ocasiones si se sale de viaje o se está fuera de casa se debe cargar con uno o dos tanques más como repuesto para garantizar un suministro de oxígeno constante. Esto no sólo resulta incómodo, sino que también representa una inversión económica importante. Por esta razón, muchos pacientes prefieren quedarse en casa o salir por breves periodos de tiempo para evitar este problema.

En cambio, con un generador de oxígeno portátil esto jamás ocurre. Ya que los generadores no poseen un tanque de almacenamiento para el oxígeno, sino que producen oxígeno de gran nivel de pureza a partir del aire del ambiente. Es decir, que sus sistemas concentran el aire que hay a su alrededor y separa el oxígeno de los demás elementos. Lo único que se requiere es que la batería tenga la carga suficiente, lo que hace que su autonomía sea prácticamente ilimitada.

Tamaño y su peso

La media de peso de un tanque de oxígeno portátil es de cuatro a cinco kilogramos cuando se encuentra totalmente lleno. Además, se le debe sumar el peso de todos los accesorios para poder moverlo en cualquier parte, lo que termina siendo un peso mayor a los ocho kilogramos.

Por su parte, un generador de oxígeno portátil que se conforma por el dispositivo, las cánulas nasales y la batería, tiene un peso menor a los tres kilogramos. En caso de usar una batería de alta duración o llevar una batería de repuesto, más una mochila para transportarlo, su peso no supera los cuatro kilogramos. Las baterías estándar de los generadores Inogen, tienen una duración aproximada de cuatro horas, mientras que las de alta duración pueden durar hasta el doble de tiempo. Esto se traduce en una larga autonomía con poco peso.

Una de las mejores marcas de concentradores en el mercado son los de la marca Inogen, que pueden adquirir en la tienda de Inogen México, somos distribuidores autorizados y brindamos servicio técnico para sus equipos. Entre los productos más destacados, está el Inogen One G3, un concentrador pequeño, ligero y de larga duración. Los invitamos a visitar nuestra tienda en línea para conocer los diferentes modelos y accesorios con los que contamos, estamos a su disposición vía telefónica al (55) 6992 8350 y (55) 5302 6944 o al WhatsApp (55) 7667 1633.

Síntomas de la toxicidad por oxígeno

El oxígeno es un elemento vital para los seres vivos, pero al mismo tiempo es uno de los elementos más corrosivos que hay en el mundo, de ahí su relación con la palabra oxidación. Para las personas que requieren oxigenoterapia, el oxígeno suplementario puede mejorar su calidad de vida, aumentar la tolerancia a actividades y ayudar en su salud; pero ¿qué sucede si reciben demasiado oxígeno? La oxigenoterapia también puede tener efectos secundarios si no se regula adecuadamente las funciones del Inogen One G3 por un médico especialista.

¿Quiénes corren el riesgo de sufrir toxicidad por oxígeno?

En general, hay dos entornos médicos en los que puede existir toxicidad por oxígeno: el primer escenario podría ocurrir en cualquier lugar donde el paciente esté expuesto a concentraciones muy altas de oxígeno durante períodos cortos de tiempo (por ejemplo, terapia de oxígeno hiperbárico).

El segundo escenario podría ocurrir cuando se utilicen concentraciones más bajas de oxígeno, pero durante períodos de tiempo más prolongados. Estas dos situaciones podrían conducir a lo que a menudo llamamos toxicidad por oxígeno aguda (aparición repentina) y crónica (persistente, continua).

En el caso de los efectos agudos, se suelen manifestar en el sistema nervioso central, mientras que los crónicos suelen afectar directamente los pulmones. Es importante conocer los síntomas y saber qué hacer en caso de que se presenten estas situaciones.

Signos y síntomas de toxicidad por oxígeno

Los signos y síntomas de la toxicidad por oxígeno son más dramáticos en el sistema nervioso central y los pulmones. Pueden incluir los siguientes eventos:

Toxicidad del sistema nervioso central

Estos síntomas suelen aparecer repentinamente e incluyen espasmos en el área de la boca y los músculos pequeños de la mano. También se manifiestan como palidez facial y respiración de rueda dentada, que es cuando hay inhalaciones peculiares y espasmódicas.

A esto se le suman los dolores de cabeza, hipo constante, escalofríos, hormigueo en las extremidades, cambios en la visión, fatiga e hiperventilación. Si la exposición al oxígeno continúa, se producen vértigo y náuseas, seguidos de cambios de comportamiento, torpeza y finalmente convulsiones.

A menudo se acelera por factores, como el aumento de dióxido de carbono en la sangre, el estrés, la fatiga y el frío.

Toxicidad pulmonar

Los síntomas de este problema se manifiestan en el tracto respiratorio inferior (tráquea, los bronquios y los pulmones). El signo inicial de toxicidad pulmonar por oxígeno se manifiesta como un dolor generalizado detrás del esternón. A menudo se generaliza, aumenta de intensidad y se acompaña de una tos incontrolable.

En ocasiones se puede presentar fiebre, estertor al inhalar, cosquilleo o sensación de ardor al inhalar, tos con sangre y dificultad para respirar. Los casos extremos pueden resultar en fibrosis del tejido pulmonar que es irreversible.

Diagnóstico de signos de toxicidad por oxígeno

Los pacientes que tienen un mayor riesgo de desarrollar toxicidad por oxígeno debido a la oxigenoterapia a largo plazo o la exposición a altas concentraciones de oxígeno deben ser monitoreados cuidadosamente para detectar signos y síntomas de toxicidad por oxígeno durante todo el tratamiento.

Los proveedores de atención médica controlarán la saturación de oxígeno de los pacientes con regularidad y observarán cualquier cambio en la respiración. Es posible que se realicen pruebas de función pulmonar para detectar signos de dificultad respiratoria. Además, dado que algunos síntomas de sobredosis de oxígeno son de naturaleza ocular, también pueden ocurrir exámenes oculares. Si hay síntomas de demasiado oxígeno presente, se puede cambiar la intensidad y horario de uso de los concentradores de oxígeno portátil o detenerse hasta que el paciente se estabilice.

Tratamiento de la toxicidad por oxígeno

En primer lugar, cuando aparecen signos de toxicidad por oxígeno, la exposición al oxígeno debe reducirse de inmediato. En la mayoría de los casos, esto es suficiente para mitigar los síntomas de sobredosis de oxígeno. Los médicos son extremadamente cuidadosos al prescribir y administrar las concentraciones más bajas posibles de oxígeno que aún ofrecen beneficios terapéuticos para evitar cualquier síntoma de exceso de oxígeno.

Además, es extremadamente raro que los pacientes que reciben oxigenoterapia en casa con un generador de oxígeno portátil muestren signos o síntomas de toxicidad. Aun así, la toxicidad es grave y, como tal, es vital que sigan las indicaciones de su médico cuando reciba oxigenoterapia y nunca ajusten la dosis, velocidad de flujo o la cantidad de tiempo que reciben el tratamiento con oxígeno sin antes hablar con sus médicos.

¿Pueden obtener demasiado oxígeno de un generador Inogen One G3?

Es posible obtener demasiado oxígeno; sin embargo, esto es bastante raro cuando los concentradores de oxígeno se usan según las indicaciones y prescripciones. Todo el oxígeno suplementario requiere una receta de un médico.

Los médicos prescriben a sus pacientes la concentración más baja posible que aún proporcionará beneficios terapéuticos para evitar síntomas de exceso de oxígeno. Mientras que la toxicidad del oxígeno sigue siendo técnicamente un riesgo, particularmente para los pacientes que usarán oxígeno suplementario durante un período prolongado de tiempo, el riesgo es bastante bajo cuando se usa según las instrucciones. Por lo tanto, es vital que los pacientes nunca ajusten su tasa de flujo o la cantidad de tiempo que usan oxígeno suplementario sin antes hablar con su médico.

El Inogen One G3 es considerado uno de los concentradores de oxígeno portátil más competitivos del mercado y uno de los mejores de la línea de Inogen One. Para adquirirlo en México, pueden encontrarlo en la tienda en línea de Inogen México, donde contamos con distintos modelos de concentradores.

El Inogen One es el primer sistema de oxígeno pensado y diseñado para brindar libertad a las personas activas que necesitan oxigenoterapia. Todos los modelos de Inogen están autorizados por la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios). Además, al extraer el oxígeno del ambiente nunca se quedarán sin oxígeno. Para más información sobre el Inogen One G3 pueden comunicarse con nosotros vía telefónica con gusto los atenderemos y resolveremos todas sus dudas. Los invitamos a visitar nuestra tienda en línea para conocer los diferentes modelos y accesorios con los que contamos, estamos a su disposición vía telefónica al (55) 6992 8350 y (55) 5302 6944 o al WhatsApp (55) 7667 1633.

Consejos para utilizar y cuidar la batería del concentrador Inogen One G3

cosas-que-tal-vez-no-sabian-de-un-concentrador-de-oxigeno-portatil

Contar con un concentrador de oxígeno portátil permite que las personas con enfermedades como EPOC, insuficiencia respiratoria, neumonía, etcétera, tengan mayor independencia, lo que es posible por las baterías que integra. En modelos del pasado la capacidad de este complemento era muy baja y duraba poco tiempo, lo que ponía en cuestión su “portabilidad”, sin embargo, existe actualmente un concentrador conocido ampliamente por sus suministros continuos durante muchas horas y su ligereza: Inogen One G3.

El concentrador garantiza calidad y comodidad y si bien destaca por su capacidad de durar desde cuatro y media hasta nueve o diez horas (según el modelo), es importante utilizarla adecuadamente y darle mantenimiento periódico.

Características de la batería del sistema Inogen One G3

Los concentradores tienen baterías de iones de litio. Se trata de un material utilizado en tecnologías de alta gama como teléfonos inteligentes por su excelente calidad y durabilidad. Se diseñan para durar y mantener las cargas por tiempo suficiente para que los pacientes de oxígeno portátil estén fuera de casa durante mucho tiempo. Pueden durar incluso hasta diez horas con una sola carga si optan por el modelo de 16 celdas, sin embargo, el peso del equipo aumenta a medida que colocan baterías de mayor capacidad.

Es común que las personas revisen la vida útil estimada de las baterías al momento de elegir un concentrador. Quienes adquieren el modelo G3 nunca estarán sin oxígeno, ya que pueden reemplazar la batería cuando cumpla su vida útil o presenta algún daño, lo que no ocurre con los tanques de oxígeno líquido o comprimido. Se trata de una buena razón para dejar los tanques de oxígeno y adquirir este concentrador de Inogen. Se recomienda comprar baterías adicionales, especialmente si permanecen mucho tiempo fuera de casa.

La razón por la que las baterías son tan durables es porque el sistema es de dosis de pulso. ¿Qué quiere decir esto? Qué proporcionan oxígeno únicamente cuando los pacientes inhalan a través de la cánula, a diferencia del sistema de flujo continuo, que implica desperdicios de oxígeno y requiere mayores gastos a largo plazo. Los equipos de dosis de pulso proporcionan ahorros notables de energía y proporcionan suficiente oxígeno.

¿Cómo utilizar adecuadamente las baterías?

Deben revisar siempre que la batería esté cargada y bien colocada en su sitio. Mientras el equipo permanezca conectado al suministro eléctrico podrán usarlo sin descargas de energía, por lo que es conveniente usarlo así cuando estén en casa o un sitio con enchufes. Si el equipo usa la batería como suministro eléctrico para operar, esta se descargara paulatinamente. En la pantalla podrán observar tanto el tiempo restante en minutos y el porcentaje estimado de uso.

En caso de que el equipo detecta poca energía en la batería, es decir, menos de diez minutos de duración, emitirá una alarma de baja prioridad. Si se descarga, la alarma será de alta prioridad. Sigan las siguientes pautas cuando la carga sea poca:

  • Utilicen el cable de corriente continua o la fuente de alimentación de corriente alterna para conectar el concentrador a un suministro, ya sea de corriente continua o alterna.
  • Cuando se apague el equipo, reemplace la batería por una que se encuentre completamente cargada. Es importante extraer la batería adecuadamente. Para hacerlo mantenga presionado el botón del seguro y deslicela para retirarla del dispositivo.
  • Habitúense a cargar la batería o extraerla del concentrador cuando se agote.

Si operan el concentrador con el suministro de corriente alterna o continua, las baterías se cargarán mientras lo utilizan. Una ventaja notable del equipo es que la batería no se daña si se mantiene conectado el concentrador al terminar el periodo de carga. Los usuarios tienen la responsabilidad de revisar periódicamente el estado de las baterías y reemplazarlas si es necesario. En caso de que sean personas con problemas serios, deben delegar esta labor a quienes estén a cargo de su cuidado.

Es importante revisar que utilizan el adaptador adecuado de la clavija de salida de corriente continua y alterna y que esté insertado de forma adecuada en la toma de corriente. Podrán así asegurarse de que la batería cargue bien. Recuerden revisar las luces o pantallas que señalan el estado de la carga en curso y que al iniciar la carga de una batería completamente desenergizada, el proceso podría comenzar y detenerse en los primeros minutos.

¿Cómo cuidar adecuadamente las baterías?

Las baterías de iones de litio que utiliza el concentrador de oxígeno portátil destacan por su gran capacidad de carga y larga vida útil, sin embargo, necesitan cuidados especiales para asegurar su óptimo rendimiento y evitar disminuciones en su capacidad. Hay algunos proveedores informales que proporcionan baterías no originales. Por ningún motivo acudan con ellos y procuren visitar a tiendas autorizadas como Inogen México si desean una batería nueva o ejemplares adicionales. Algunos aspectos que deben considerar son los siguientes:

Impactos de la temperatura en el rendimiento de las baterías

Las baterías individuales del concentrador de oxígeno portátil G3 operan hasta cuatro horas y media en la mayoría de los entornos. Si desean aumentar su tiempo de funcionamiento y vida útil deben evitar su uso de forma prolongada en ambientes con temperaturas mayores que 35° C y menores que 5° C.

Batería seca

Por ningún motivo tengan líquidos próximos a la batería. Si la última llega a mojarla, no podrán utilizarla más, por lo que deben desecharse adecuadamente.

Temporizador

Los concentradores G3 de Inogen muestran de forma continua el tiempo que queda antes de agotarse la batería. Deben saber que se trata de un tiempo aproximado, por lo que es posibles que difieran tanto el valor mostrado como el tiempo real restante.

Recomendamos seguir algunas directrices para mejorar la duración de la batería y aumentar su rendimiento. Si usarán varias baterías, les recomendamos que las etiqueten y clasifiquen y las roten conforme dicha clasificación (A, B, C…). Para evitar problemas con las baterías no deben permanecer sin uso por más de tres meses seguidos. Recuerden guardarlas en un sitio seco y fresco y con una carga entre 40 y 50 %.

Esperamos les sean útiles estas recomendaciones. Si necesita baterías con distintas capacidades para el concentrador Inogen One G3, contáctenos. Somos distribuidores autorizados. Para más información, comuníquense al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Viajen seguros en avión con un concentrador Inogen One G3

Existen personas que requieren oxigenoterapia, pero deben mantenerse activos y viajar constantemente en avión. Para ellas era difícil trasladarse de un sitio a otro, ya que tenían que cargar consigo concentradores de oxígeno bastante pesados (aunque se consideraban portátiles) y que debían rellenarse constantemente. Actualmente existe una opción ideal para ellas: el concentrador Inogen One.

El sistema Inogen One G3 es ampliamente usado en todo el mundo, ya que proporciona suministros continuos, sin necesidad de recargas de oxígeno, además, es muy seguro, sin embargo, es importante considerar algunas medidas y precauciones si viajarán con él en avión. Les diremos en esta publicación algunos consejos que deben aplicar al planificar su viaje y antes y durante el vuelo.

Instrucciones generales para viajar con Inogen One G3

El concentrador Inogen One G3 permite que los viajes en avión sean seguros y cómodos, lo que es difícil de combinar en los sistemas portátiles del pasado. Mientras los usuarios se trasladan de un punto a otro pueden obtener excelentes caudales de oxígeno de gran calidad y con alto rendimiento, al igual que los sistemas estacionarios.

Sin embargo, hay algunas instrucciones generales que deben considerar para obtener el máximo rendimiento y confort. La primera de ellas es elaborar una lista de verificación de los componentes que deben llevar consigo. Debe incluir lo siguiente:

  • Si el viaje es largo, es importante cargar con baterías adicionales.
  • Cable de corriente continua y fuente de alimentación de corriente eléctrica.
  • Números telefónicos relevantes como el del personal médico, proveedores de atención sanitaria del sitio que visitarán.
  • Contar con oxígeno de reserva en caso de que ocurran fallas eléctricas o mecánicas.

El concentrador de Inogen es una opción rentable y está autorizado para su uso en aviones, por ejemplo, la FAA autoriza su uso en vuelos estadounidenses, sin embargo, deben considerar algunos puntos para que sus viajes sean seguros, que mencionaremos a continuación.

Planificación

Si viajan con el concentrador, tienen que informar a la línea aérea que lo usarán a bordo de la aeronave. También deben tener una declaración firmada por su médico, que incluya los siguientes puntos:

  • Momentos en los que es necesario utilizar el oxígeno, ya sea durante todo el viaje o parcialmente.
  • Capacidad del usuario para escuchar y ver las alarmas del dispositivo y para responder ante ellas.
  • Índice máximo de flujo correspondiente a la presión de la cabina en condiciones operativas normales.

No es indispensable contar con una nueva declaración en cada ocasión que necesiten viajar en avión, aunque sí deben contar con la declaración en cada vuelo. Existen aerolíneas cuyos aviones cuentan con suministros de energía eléctrica, por lo que es posible disponer de un asiento con un enchufe para que puedan conectar el equipo, sin embargo, la disponibilidad varía según el proveedor y la clase del vuelo.

Para informarse mejor, contacten a la aerolínea y aseguren que la batería esté completamente cargada y que pueda funcionar continuamente durante todo el vuelo. Duran hasta nueve horas, por lo que pueden cubrir cualquier vuelo. Tomen también precauciones por si ocurren retrasos imprevistos. Con respecto a la fuente de alimentación de corriente alterna, posee un adaptador para encendedor de uso común.

En los aviones suelen usarse distintos tipos de enchufes, lo que complica la determinación de la configuración compatible que puede suministrar el proveedor. Se recomienda comprar un adaptador de enchufe tipo Magellan’s Em modelo n.º EA270. Si desean conocer una tienda cercana visiten su sitio web. En él podrán hacer compras en línea, aunque pueden demorar, lo que no es conveniente si tienen prisa para viajar.

¿Qué hacer antes de viajar en avión?

Es importante que cubran los siguientes puntos en la fecha de salida del avión:

  • Carguen todas las baterías del dispositivo y tomen precauciones en caso de retrasos.
  • Revisen que el Inogen One 3 se encuentre limpio y en óptimas condiciones, sin signos notables de deterioro al aeropuerto.
  • Acudan media hora antes al aeropuerto, ya que es posible que el personal de seguridad requiere tiempo adicional para revisar el concentrador Inogen.
  • Informen al personal del avión que utilizarán el dispositivo. Recuerden llevar la carta del médico para mostrarla en caso de que sea solicitada.

Deben saber que las líneas que realizan vuelos breves o regionales no proporcionan suministro eléctrico en sus aeronaves. Si solicitan sus servicios, deben llevar baterías completamente cargadas.

Pueden aprovechar el tiempo de espera antes de subir a bordo y conectar la fuente de alimentación de corriente alterna a algún enchufe de las instalaciones. Seguramente encontrarán alguno, pero en caso de que no sea visible y hayan usado el dispositivo durante el trayecto de su hogar al aeropuerto, pidan ayuda al personal para que lo recargue mientras esperan.

¿Qué hacer durante el vuelo?

En caso de encontrar un enchufe dentro del avión y utilizarlo, quiten la batería del concentrador de oxígeno portátil. Esto debido a que las líneas aéreas ponen restricciones de alimentación eléctrica y no pueden utilizar las fuentes de alimentación disponibles para recargar baterías. Es importante que conecten la clavija de corriente continua para la clase de energía en el avión. Para corroborar la compatibilidad, pregunten al personal de la aerolínea.

Es importante que guarden el concentrador bajo el asiento ubicado frente a ustedes cuando el avión se desplace, despegue y aterrice. Casi todas las aerolíneas tienen la opción de colocar el dispositivo debajo de los asientos y de forma vertical. En caso de faltar dicha opción, pueden colocarlo de lado con sus rejillas de ventilación en dirección hacia arriba. Si el médico señala que deben suministrarse oxígeno durante el desplazamiento, despegue y aterrizaje del avión, mantengan el concentrador encendido.

Deben saber que las variaciones de altitud, por ejemplo, desde el nivel del mar hasta una zona montañosa, puede repercutir en el suministro total disponibles para los usuarios. Algunas investigaciones han demostrado que el concentrador de Inogen brinda oxígeno según la especificación hasta una altitud de 3,048 metros. Sí viajarán a un sitio con una altitud menor o mayor a la habitual, es importante que acudan con su médico para determinar si se requieren ajustes en el flujo.

Sigan estos consejos y podrán viajar en avión de forma segura, incluso por períodos prolongados. Si aún no cuentan con el concentrador Inogen One G3, adquieran uno con nosotros. Somos representantes y distribuidores autorizados de esta célebre marca. Para más información, marquen al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o visítenos en Monte Líbano 1438, Int. 4, Col. Lomas de Tecamachalco, 53950, Naucalpan Estado de México.

¡Dejen los tanques de oxígeno y adquieran un concentrador Inogen!

Hay personas que padecen problemas respiratorios y necesitan oxigenoterapia para mejorar su calidad de vida. Existen diversas alternativas, entre las que destacan el concentrador de oxígeno portátil y los tanques de oxígeno. Muchas personas consideran que son lo mismo, sin embargo, presentan notables diferencias. Si bien los tanques tienen sus ventajas no se comparan con las que ofrecen los concentradoras.

¿Cuáles son sus diferencias?

Las diferencias más destacadas entre un tanque y un concentrador portátil son cuatro:

1. Suministro de oxígeno

La manera en que brindan oxígeno es la diferencia más notable entre ambos. Los tanques de oxígeno son recipientes metálicos y contienen una cantidad específica de oxígeno a presión que pueden suministrar. Se trata de una cantidad finita de oxígeno comprimido, que será inhalada por los usuarios hasta agotarse. Para que pueda funcionar de nuevo, debe de rellenarse. Si bien el suministro dura bastante, puede ser inconveniente para quienes deseen evitar transportarse constantemente.

Por otro lado, los concentradores de oxígeno son una opción rentable, filtran el oxígeno del aire en el entorno y lo comprimen de forma continua para producir suministros de grado médico y en concentraciones aproximadas entre 92 y 95%. Para operar, necesitan una batería de litio u otros materiales, aunque hay modelos estacionarios que necesitan conectarse a una fuente de energía. El oxígeno que ofrecen no se agota, ya que no es depositado, lo que asegura su disponibilidad en cualquier momento.

2. Métodos de dosificación

La entrega de oxígeno de los tanques es en flujo continuo, lo que significa que no hay interrupciones del caudal mientras se utilizan. Un concentrador de oxígeno portátil, en cambio, presenta diversos métodos según el modelo, por ejemplo, hay algunos que proporcionan también flujo continuo mientras que otros entregan dosis por pulso como los equipos de Inogen. Las dosis por pulso significan que solo se emitirá cierta cantidad de oxígeno cuando los usuarios inhalen a través de la cánula.

3. Concentración de oxígeno

Los tanques y bombonas tienen concentraciones de oxígeno líquido superiores y llegan hasta el 99%. Los concentradores tienen una concentración que oscila entre 99 y 95%, lo que varía según el flujo en litros por minuto. Si el flujo es mayor el porcentaje de oxígeno será menor.

4. Precio

En el mercado encontrarán unidades con precios muy diferentes según la marca y el modelo, sin embargo, el precio inicial de los concentradores de oxígeno es mayor. El costo de los tanques de oxígeno es asequible para la población en general, sin embargo, deben pagar periódicamente para adquirir unidades nuevas o realizar recargas de oxígeno.

¿Por qué inclinarse por un concentrador portátil?

Ambos dispositivos son muy ventajosos, sin embargo, los concentradores de oxígeno son una tecnología insuperable y ofrecen más beneficios en comparación con los sistemas estacionarios que dependen de tanques y cilindros. Las ventajas más notables son las siguientes:

Consistencia

El oxígeno de un tanque puede agotarse y obligar a los usuarios o sus familiares a recurrir periódicamente a proveedores para que sea rellenado, lo que puede causar molestias y pérdidas de dinero y tiempo. El concentrador de oxígeno portátil asegura suministros continuos, sin embargo, se requieren áreas bien aireadas y suministros de energía, que pueden obtenerse con facilidad. Se trata por ello de una opción que provee oxígeno ilimitado y en los momentos de urgencia.

Seguridad

El oxígeno de los tanques puede filtrarse, lo que crea una atmósfera enriquecida con oxígeno. El problema en ello es que la saturación incrementa los riesgos de incendio. Si bajo estas circunstancias ocurre un incendio será más difícil de extinguir, ya que los fuegos causados por oxígeno arden demasiado en comparación con otras clases de fuego. Los concentradores de dosis por pulso producen únicamente el oxígeno requerido según las inhalaciones, lo que elimina las preocupaciones por fugas e inflamabilidad.

Ahorro

Las fugas no solo representan un problema para la seguridad, también conllevan altos costos. En el caso de que no ocurra un accidente, las filtraciones harán que se agote el oxígeno rápidamente y requerirán rellenarlos con mayor frecuencia, lo que a largo plazo representa altos costos.

Dimensiones

Los concentradores se diseñan para garantizar la comodidad de los usuarios, en cambio, los tanques son comúnmente pesados y voluminosos y pueden crear obstáculos en el hogar. Los concentradores pesan menos de 2.5 kilogramos. Un ejemplar compacto y cómodo es el Inogen One G3, que pesa apenas 2.2 kilogramos, lo que lo vuelve una opción para quienes deseen portabilidad o tengan que salir constantemente. Su peso permite también que los usuarios puedan realizar ejercicio al aire libre mientras lo portan en mochilas especiales, que proporciona la misma marca.

Se trata de una excelente opción también para personas que viajan constantemente en avión, además, su uso dentro de aviones ha sido aprobado por distintas organizaciones como la FDA de EE. UU. Pueden cargarlo en sus piernas mientras aguardan para llegar a su destino o colocarlo en el compartimiento sin inconvenientes.

Los concentradores son una excelente opción para cualquier usuario, sin embargo, es importante que tengan baterías adicionales y estén completamente cargadas en caso de que ocurran cortes de energía.

Como observarán los concentradores de oxígeno portátil son la opción más conveniente, pero ¿cuál elegir? Les recomendamos adquirir el modelo G3 de Inogen One. Se trata del dispositivo más utilizado en todo el mundo para tratar una gran variedad de enfermedades como EPOC, fibrosis pulmonar, displasia broncopulmonar, etcétera.

Este dispositivo combina características que los pacientes necesitan:

  • Tamaño compacto.
  • Bajo peso de solo 2.2 kg.
  • Diseño atractivo y bolso especial para cargarlo.
  • Doble batería con duración de 9 horas en configuración uno, que es la que más utilizan los usuarios. La durabilidad de la batería permite que los pacientes tengan más libertad y una vida más activa. En el caso de la batería individual dura únicamente 4.5 horas.
  • El tiempo de carga es de cuatro horas para la batería individual y ocho para la batería doble.
  • Genera bajo ruido en la configuración dos de solo 39 db.
  • Proporciona concentración de oxígeno entre 90 y 6% en sus cuatro configuraciones.
  • Su uso es sencillo e intuitivo y el panel de control con pantalla LCD presenta pocos botones y mensajes en varios idiomas, incluido el español.

Si desean más información sobre este producto, contáctennos. Somos proveedores autorizados de Inogen. Marquen al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o visítennos en Monte Líbano #143, int. 4, Col. Lomas de Tecamachalco, 53950, Naucalpan, Estado de México.

¿Por qué Inogen One G3 es ampliamente usado en todo el mundo?

Los concentradores de oxígeno se usan para tratar varias enfermedades respiratorias como fibrosis pulmonar, EPOC, neumonía y fibrosis quística. Actualmente, hay una gran variedad de marcas y modelos en el mercado, lo que puede dificultar el proceso de compra, especialmente si son primerizos, sin embargo, Inogen One G3 se ha posicionado como una de las opciones más reconocidas en todo el mundo.

Diseño ligero

Antes del nuevo milenio, solo podían adquirirse en el país concentradores estacionarios que no podían desplazarlos, además, era necesario mantenerlos enchufados. Actualmente, se usan todavía, sin embargo, cada vez hay más usuarios de concentradores portátiles. Muchos optan por las unidades de Inogen One, ya que es considerada por algunos la mejor marca de equipos de oxígeno por la ligereza de sus unidades.

El modelo G3 pesa tan solo 2.6 kilogramos, lo que lo vuelve uno de los concentradores más livianos en el mercado actual. Pesa un poco más que los bolsos de mano, por lo que incluso las personas con problemas respiratorios o seniles podrán llevarlo consigo a donde sea, además, no causa tensiones en espaldas u hombros.

Otra característica notable es su tamaño. Los modelos de hace algunos años eran más voluminosos, difíciles de manejar y no podían pasar desapercibidos. Había poca diferencia entre tener una unidad estacionaria y una portátil. El modelo G3 posee una forma compacta y puede colocarse fácilmente debajo del hombro para que salgan de paseo, de compras o realicen viajes importantes.

Los concentradores portátiles Inogen One G3 son también fáciles de almacenar. Si son de las personas que les gusta que sus casas luzcan espaciosas adquieran este modelo, ya que podrán mantenerlo fuera del camino cuando estén en ellas. Si bien es pequeño para no estorbar, es suficientemente grande para que no lo pierdan.

Si realizan muchos viajes se sentirán cómodos con él, ya que está aprobado por diversas organizaciones para su uso en aviones, sin embargo, deben notificar a la aerolínea de su elección de forma anticipada si lo llevarán consigo. También es importante que consideren el tiempo de vuelo y que su unidad tenga batería suficiente. Para que no se queden sin suministro de aire pueden adquirir baterías adicionales con los expertos de Inogen México.

Volar puede ser muy incómodo para muchos, especialmente en vuelos estándar, ya que no hay suficiente espacio. Pensarán que el concentrador de oxígeno portátil puede añadir más molestias durante los vuelos, sin embargo, el modelo G3 es bastante pequeño como para deslizarlo debajo del asiento o sostenerlo en sus piernas durante todo el viaje. Si no lo requieren, pueden guardarlo en los compartimientos junto con su equipaje.

Alta salida de oxígeno

El concentrador Inogen One G3 ofrece comodidad, calidad de vida y brinda altas producciones de oxígeno. Posee distintas configuraciones y la más alta produce hasta 1,050 mL/min. Puede parecer poco, sin embargo, es un dispositivo de dosis de pulso y no de flujo continuo, lo que significa que el oxígeno se suministra solo cuando inhala el usuario.

El concentrador de flujo continuo comúnmente posee una salida de 3 L/min y a una frecuencia respiratoria de 20 pulsos por minuto se inspirará solo un litro de oxígeno por minuto. Se trata de una cifra un poco menor que la del sistema Inogen y sin requerir producciones constantes de aire.

Posee una salida de oxígeno más alta que los concentradores de flujo continuo en el mercado, sin embargo, es importante consultar con un médico para determinar si es conveniente. Probablemente se los recomendará por su alta calidad de fabricación, además, porque la mayoría de usuarios requieren configuraciones menores a dos.

Durabilidad

Los concentradores portátiles son equipos electrónicos, por lo que tiene componentes delicados, por ejemplo, procesadores, que deben mantenerse en excelentes condiciones. Poseen por fortuna un diseño duradero y poderosos. Cada componente electrónico está protegido por una carcasa exterior muy dura y fabricada con materiales de calidad. Si se golpea o raspa el dispositivo pueden tener la seguridad de que no se dañarán las partes importantes en su interior.

Si bien el modelo Inogen One G3 es duradero, no es indestructible, por tal motivo eviten dejarlo caer accidentalmente o causarles daños. Deben saber que posee muchas entradas y salidas de aire, por lo que no es impermeable ni resistente al agua. Eviten mojarlo y al limpiarlo sean muy cuidadosos.

Batería durable

Poseen baterías de iones de litio que se diseñan para durar y mantener las cargas por tiempo suficiente para que los usuarios se mantengan fuera por muchas horas. Si optan por una batería de 16 celdas podrán usar su unidad hasta por 10 horas con solo una carga, sin embargo, consideran que el peso del equipo será ligeramente mayor.

La duración de la batería es una de las primeras cosas que revisan las personas cuando buscan un concentrador portátil. Con el modelo G3 nunca se quedarán sin oxígeno a diferencia de los tanques de oxígeno líquido o comprimido, ya que si la batería se daña puede reemplazarla. Lo recomendable es adquirir una batería adicional, especialmente si pasan demasiado tiempo afuera.

La razón por la que dura tanto su batería es porque el concentrador es un equipo de dosis de pulso, es decir, suministra oxígeno solo cuando inhalan a través de la cánula. Ahorran de esta manera mucha energía y a la vez obtendrán oxígeno suficiente.

Uso sencillo

La mayoría de las personas que usan los concentradores no suelen familiarizarse con tecnologías sofisticadas, ya que son adultos mayores. Los fabricantes han pensado en ellos, por lo que diseñan equipos de uso sencillo. Integra pocos botones y un manual fácil de leer. En su panel de control encontrarán un botón para activar y desactivar el equipo, uno de alarma audible, otro de luz de fondo y dos más para regular el caudal.

Es importante que reemplace las baterías y los filtros de aire. Se trata de una tarea sencilla. Los filtros se encuentran en el costado de la unidad y pueden retirarse de forma manual para reemplazarlos o limpiarlos. La batería se encuentra en la parte inferior y solo deben tirar de su pestaña para retirarla y cambiarla por un ejemplar cargado.

Algo que molesta a los usuarios es el ruido que puede provocar la unidad, sin embargo, el concentrador G3 no produce contaminación acústica. Posee mientras funciona en una configuración de dos hasta 39 decibelios, lo que es ventajoso en comparación con otros dispositivos.

Si desean adquirir un equipo Inogen One de calidad con proveedores autorizados contáctennos. El modelo G3 se adecuará a sus requerimientos. Para más información, marquen a los teléfonos (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o completen el formulario en nuestro sitio web.

Consejos para aumentar la comodidad al usar cánulas nasales

La mayoría de los pacientes que reciben oxigenoterapia con un concentrador de oxígeno portátil, como el Inogen One G3, utilizan cánulas nasales, ya que es la forma más cómoda posible para recibir el O2. No obstante, muchas personas pueden sentirse incómodas cuando utilizan las cánulas, sobre todo si deben recibir terapia todo el día o si es la primera vez que las utilizan y no saben cómo deben emplearse correctamente.

Primer paso. Encontrar la cánula nasal más cómoda

Cuando les recetan oxigenoterapia, es necesario que realicen algunos ajustes en su vida cotidiana. Lo primero es aprender a usar la cánula nasal correctamente, pero debido a que hay una gran variedad de modelos, deben seleccionar la que mejor se ajuste a ustedes. El trabajo de las cánulas es proporcionar oxígeno a los pacientes, ya sea desde un tanque de O2 o un concentrador de oxígeno portátil.

Son un pequeño tubo flexible que tiene dos puntas que se introducen en las fosas nasales. Debido a que es menos invasiva que la mascarilla, son el método más popular. El modelo adecuado dependerá de la cantidad de oxígeno requerido (L/m) y el flujo del suministro. También vienen en diferentes tamaños y es esencial que encuentren el que mejor se ajuste a ustedes. Sin el tamaño y tipo adecuado, es posible que presenten molestias o irritación.

El tamaño adecuado dependerá del tamaño y forma de sus fosas nasales. La cánula debe encajar cómodamente, sin que haya fugas de aire ni entre demasiado. La pieza nasal de oxígeno debe sentirse cómoda en todo momento, sin irritar o dañar. Una vez que hayan encontrado la adecuada, es hora de determinar la ubicación correcta.

Segundo paso. ¿Cómo colocar una cánula nasal?

Solo hay una forma de colocar la cánula, pero el tubo flexible que va hacia el generador de oxígeno puede ser otra cosa. Antes de colocarse la cánula, recuerden lavarse bien las manos, inserten las puntas de la pieza nasal de oxígeno en sus fosas nasales, luego tomen los tubos de oxígeno a cada lado de su cara y levántenlos, colocándolos sobre sus oídos como si fueran anteojos. Luego, usen el control deslizante que sujeta los tubos donde se unen debajo de la barbilla para ajustar.

Los tubos de la cánula nasal deben encajar cómodamente sobre la parte superior de las orejas y contra la mandíbula y el mentón; si están sueltos pueden llegar a mover la cánula y causar irritación o atorarse en algo. Debe tener suficiente espacio para que quepan dos dedos entre el tubo y la barbilla para un ajuste más cómodo de la cánula nasal.

Consejos para hacer la cánula nasal más cómoda

En caso de que noten algún malestar con los tubos del Inogen One G3, irritación o la cánula nasal se mueva constantemente, pueden probar alguno de los siguientes consejos. En primer lugar, pruebe que la colocación de la cánula sea la correcta o si debe cambiar el modelo. También realice un ajuste adecuado del control deslizante para que los tubos están más pegados a la barbilla y las mejillas.

En caso de que no quiera que se muevan, pueden utilizar tela micropore para pegar los tubos a la piel, lo que reducirá el exceso de fricción. En caso de que aún presente irritación, se recomienda cambiar el tubo por uno más suave y/o delgado.

También puede optar por una colocación diferente al girarla para que los tubos bajen por la parte posterior de su cuello con el deslizador descansando detrás de su cabeza en la base del cuello.

Para la mayoría de usuarios de cánulas nasales, estos consejos son suficientes. A medida que se acostumbren a su colocación, podrán encontrar la posición más cómoda con relativa rapidez. Sin embargo, tengan en cuenta que con los cambios climáticos y en la temperatura o la textura de su piel pueden requerir hacer pequeños ajustes.

Algunas personas experimentan irritación de la piel y sequedad nasal con el uso de cánulas nasales, a pesar de seguir los consejos que hemos mencionado. Afortunadamente, la mayoría de estas complicaciones se pueden resolver fácilmente con las siguientes soluciones:

  • Oxígeno humidificado. Humidificar el O2 puede ayudar a aliviar los conductos nasales secos o minimizar las hemorragias nasales por el uso de oxígeno.
  • Aerosol salino. Es una solución eficaz para los conductos nasales secos y las hemorragias nasales que resultan del uso de oxígeno.
  • Cubiertas para tubos de oxígeno. Están diseñadas para reutilizarse y protegen cómodamente la piel de la irritación causada por la fricción del tubo.
  • Lubricante con base en agua. Ayuda a aliviar la irritación y el dolor de la pieza nasal de oxígeno que frota el interior de las fosas nasales cuando se aplica en una capa delgada en los extremos de las puntas.

Adaptarse a la vida con la oxigenoterapia significa aprender a ajustar correctamente la cánula nasal. Sin embargo, aprender a colocarse una es relativamente simple y se convertirá en algo natural para ustedes cuánto más lo practiquen. Una vez que haya aprendido a ajustar la pieza nasal, puede usar cómodamente su cánula nasal en cualquier momento para recibir sus tratamientos de oxígeno cuando y donde los necesite.

Obtenga más información sobre las cánulas nasales suaves y cómodas con su médico y adquiera las marcas recomendadas por Inogen, el generador de oxígeno portátil de más alta calidad en el mercado.

Para adquirir los mejores en México, comuniquese con los especialistas de Inogen México. Contamos con un amplio catálogo de productos y somos el único taller autorizado para reparaciones. Los concentradores Inogen One G3 están autorizados por la COFEPRIS y elaborados con los mejores materiales y tecnología de punta. Para conocer más sobre los Inogen One, pueden comunicarse con nosotros vía telefónica al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944 y (55) 3727 0946 o al correo electrónico info@inogenmexico.com.

Lo que debe y no debe hacer con los generadores de oxígeno

generador de oxigeno portatil

Una vez que hayan seleccionado un generador de oxígeno portátil o estacionario para la oxigenoterapia, es importante que tengan en cuenta algunos consejos de seguridad, uso y mantenimiento. En esta ocasión vamos a comentarles algunas de las cosas que deben y no deben hacer con estos equipos.

Lo que se debe hacer

  1. Cambiar el filtro anualmente

La mayoría de los concentradores de oxígeno, ya sean portátiles o fijos, utilizan un filtro de partículas gruesas que se encarga de retener las partículas de polvo y contaminantes que hay en el aire. Esto filtro debe de cambiarse una vez al año, ya que después de ese lapso comienza a desgastarse y no podrá hacer su trabajo de manera adecuada. Mantener limpio el filtro también ayudará a garantizar que estas partículas no comiencen a atascar el funcionamiento interno del concentrador o lleguen incluso al sistema respiratorio de las personas, lo que puede provocar irritación y complicaciones para respirar adecuadamente.

  1. Cambien la cánula al menos una vez al mes

El sistema utilizado para suministrar el oxígeno es un tubo plástico que se conecta a una cánula. Esta última debe ser sustituida al menos una vez al mes y deben lavarla una vez a la semana. Después de estos periodos puede desgastare y ser un riesgo para las personas. Además, ya que están en contacto directo con la mucosa nasal, puede ser una fuente de infección o irritación, ya que el suministro de oxígeno será sucio y potencialmente dañino.

  1. Ejecuten su generador de oxígeno portátil al menos 4 horas cada mes

Inclusive si no es necesario que los ocupen con tanta frecuencia o si unicamente utilizan el generador para viajar, es importante que enciendan el equipo al menos cuatro horas cada mes. Un concentrador de oxígeno es similar a un automóvil, ya que dejarlo reposar sin correr realmente lo dañará. Al igual que la mayoría de los dispositivos electrónicos con una batería recargable, en realidad puede prolongar su vida útil para que funcione de manera consistente y no dejarla sin usar. Si generalmente usa su concentrador estacionario en casa, use su unidad portátil un día al mes durante al menos cuatro horas para garantizar un óptimo funcionamiento.

  1. Drenen completamente sus baterías al menos una vez al mes

Los concentradores de oxígeno portátil utilizan baterías de ion de litio recargables. Al igual que las utilizadas en los celulares, controles remotos u otros equipos de baterías, se recomienda que se vacíe por completo al menos una vez al mes y después se recarguen, esto prolongará la vida útil de las baterías recargables de su concentrador de oxígeno. Carguen sus baterías al 100% de su capacidad y luego deje que se agoten por completo. No debe hacer esto todo el tiempo, pero hacerlo una vez al mes será suficiente para mantener sus baterías en la mejor forma durante el mayor tiempo posible.

  1. Traten el concentrador de oxígeno portátil de la misma manera que una computadora portátil

Las baterías de las computadoras portátiles y su portabilidad general los hacen muy similares a los concentradores de oxígeno portátiles. Intenten mantener la unidad limpia para que la suciedad o el polvo no entren en la máquina y causen problemas. También deben mantenerlos secos en todo momento y sin acumulación de humedad. Incluso unas pocas gotas dentro de un concentrador portátil causarán daños graves. Si es posible; mantengan la unidad en su estuche protector, por ejemplo, los modelos Inogen One G3 pueden adquirirse con una mochila especial diseñada para llevarlos a todas partes.

Que no deben hacer

  1. NO dejen su concentrador de oxígeno portátil en un automóvil caliente

Al igual que cualquier otro equipo que tiene componentes electrónicos, los concentradores de oxígeno pueden dañarse si llegan a temperaturas muy altas. Nunca deben dejar se sobrecaliente o corre el riesgo de daños graves en las partes interna y externa. Aparte de los automóviles, deben asegurarse de almacenar su concentrador en lugares que no se calienten demasiado y no deben estar mucho tiempo expuesto directamente al sol. El manual de su concentrador especificará una temperatura máxima de almacenamiento y la operativa.

  1. NO mojen el generador de oxígeno portátil

Si están en el exterior y comienza a llover, la funda protectora del concentrador de oxígeno portátil lo protegerá de las gotas de lluvia mientras puede buscar refugio. No obstante, al igual que cualquier otro dispositivo electrónico, no se mezcla bien con ningún tipo de humedad y debe evitarse a toda costa. En caso de que haya algún derrame de agua cerca o llegue a mojarse, apáguenlo de inmediato y séquenlo por completo antes de volver a encenderlo.

  1. NO ejecute el concentrador sin usarlo

La mayoría de los generadores de oxígeno portátil tienen un sistema de suministro por pulso, que envían el oxígeno cada vez que una persona respira. Su diseño busca y detecta activamente su respiración a través de la presión del aire de su inhalación, es entonces cuando sabe libera. Esto significa que los sensores del concentrador son extremadamente sensibles. Si no respira diciéndole cuándo liberar, comenzará a agotar la batería del concentrador mucho más rápido e inclusive podría dañarse.

  1. NO usen su concentrador de oxígeno en un espacio pequeño

El funcionamiento general de todos los concentradores de oxígeno extrae el elemento del aire circundante. Si están en una habitación pequeña donde la cantidad de oxígeno es limitada y no hay una entrada para que el aire se renueve, la situación puede volverse rápidamente peligrosa y cualquier otra persona o animal con ustedes. También deben evitar colocar un concentrador directamente al lado de algo que genere energía termina, como mencionamos anteriormente, querrán evitar el sobrecalentamiento de la unidad a toda costa. Siempre asegúrense de que haya al menos 30 cm de espacio abierto alrededor del concentrador mientras funciona.

  1. NO fumen alrededor de un concentrador de oxígeno

Esto puede ser potencialmente muy peligroso y, en casos más graves, mortal. Nunca deben fumar mientras se usa un concentrador de oxígeno y siempre debe mantenerse al menos a dos metros de otras personas que lo hacen. Una chispa puede convertirse rápidamente en una llama cuando se alimenta de oxígeno puro. Si una pequeña ceniza caliente de un cigarrillo aterrizara en una superficie y entrara en contacto con el oxígeno de su concentrador o incluso fuera de su cánula, tiene el potencial de perder el control muy rápidamente.

Una de las mejores marcas de concentradores en el mercado son los de la marca Inogen, que pueden adquirir en la tienda de Inogen México, somos distribuidores autorizados y brindamos servicio técnico para sus equipos. Entre los productos más destacados, está el Inogen One G3, un concentrador pequeño, ligero y de larga duración. Los invitamos a visitar nuestra tienda en línea para conocer los diferentes modelos y accesorios con los que contamos, estamos a su disposición vía telefónica al (55) 6992 8350 y (55) 5302 6944 o al WhatsApp (55) 7667 1633.

Flujo continuo o pulso, ¿cuál es la mejor opción en la oxigenoterapia?

concentrador de oxigeno portatil

En caso de que requieran oxigenoterapia debido a una enfermedad pulmonar, como el EPOC, una de las principales dudas que les surgirá al elegir un concentrador de oxígeno portátil es si requieren una unidad o de pulso de flujo continuo. La elección de la adecuada es clave para que su tratamiento sea eficiente y seleccionen el generador de oxígeno adecuado.

Litros por minuto recetados

Lo primero que deben conocer son los litros por minuto (LPM) recetados por sus médicos. Si bien el oxígeno es un gas, su caudal se mide en LPM, ya que anteriormente la única forma de tener oxigenoterapia era mediante tanques de O2 líquido, que al exponerse a la presión ambiental se volvía gaseoso. Este proceso no pasa con los concentradores de oxígeno, pero la unidad de medida se mantiene.

La gran mayoría de las personas se les recetan dos litros de oxígeno por minuto. Es importante tener en cuenta que su receta puede no decirle si necesita un pulso o una unidad de flujo continuo. También es imprescindible comprender que los litros por minuto no se relacionan directamente con la configuración de todos los concentradores de oxígeno.

La mayoría de las unidades de flujo continuo o doméstico tienen configuraciones de LPM exactas. Sin embargo, la mayoría de las unidades de dosis portátiles o de pulso tendrán una configuración de 1 a 8. La cantidad de oxígeno que se libera en cada configuración diferirá entre cada concentrador y marca. Por ejemplo, si le recetan 2 litros por minuto de oxígeno y el concentrador que desea comprar tiene 1-3 configuraciones, existe la posibilidad de que no satisfaga sus necesidades exactas, por lo que deben buscar otro modelo.

Unidades de pulso

El flujo de pulso inhala o pulsa aire en su conducto nasal, a través de una cánula, con cada respiración. Esto significa que, con el pulso, se suministra oxígeno cada vez que respiran. Si la frecuencia de la respiración aumenta, el concentrador de oxígeno reaccionará automáticamente y liberará otro pulso según sea necesario.

La sofisticación de la administración de dosis de pulso se describe mejor como beber agua con una pajilla; la entrega es más controlada e individualizada por necesidad. En yuxtaposición, una máquina de flujo continuo es similar a beber de una fuente de agua; la entrega está menos controlada y se puede desperdiciar mucho.

Las unidades con sistemas de suministro de flujo de pulso tienden a ser más eficientes energéticamente debido a los períodos de descanso entre cada respiración, lo que aumenta de manera significativa la duración de la batería de su unidad, lo que le permite disfrutar de soluciones como un concentrador de oxígeno portátil por más tiempo. Debido a la mayor eficiencia, las unidades pueden hacerse mucho más pequeñas para proporcionar a los pacientes más libertad y movilidad.

Otras de las diferencias que hay entre el suministro por pulso y el de flujo continuo, es que los equipos que usan la primer tecnología no entregan LPM exactos, como suele suceder como las de flujo continuo. Cada modelo y marca tienen una configuración especifica que busca adaptarse a las necesidades de oxígeno reales por cada respiración. Esto lo pueden verificar en el manual de cada equipo y preguntar a su médico cuál es el modelo ideal y en que configuración deben usarlo.

¿Es el flujo de pulso adecuado para ustedes?

Como hemos mencionado, es una decisión que deben tomar con sus médicos. Si bien la dosis de pulso funciona para muchas personas, existen algunas afecciones médicas en las que no es una opción. Si necesita oxígeno por la noche, muchos médicos recomendarán una máquina de flujo continuo para uso nocturno.

Aunque, muchos pacientes aún pueden usar una máquina de dosis de pulso durante las horas del día, sobre todo si es un concentrador de oxígeno portátil que les permitirá una mayor libertad de movimiento. La razón por la cual los médicos se inclinan hacia el flujo continuo para dormir es que los respiradores superficiales y bucales pueden no activar el sensor de pulso debido a que la intensidad baja mientas se duerme. Si no se activa el pulso, algunas máquinas emitirán una alarma que hará que los pacientes se despierten con frecuencia durante toda la noche.

El uso de un concentrador de oxígeno con tecnología de flujo de pulso es una gran solución para aquellos con un estilo de vida activo o en constante cambio. Si con frecuencia salen a hacer mandados, hacen ejercicio, viaja no incluso si simplemente disfrutan de una caminata diaria por la mañana, el flujo de pulso puede ajustarse a sus frecuencias respiratorias cambiantes para garantizar que siempre reciba la terapia de oxígeno que necesita.

Unidades de flujo continuo

Como lo hemos mencionado, el flujo continuo, es el tipo más común de suministro de oxígeno, donde se envía continuamente oxígeno a una velocidad constante y especificada. Si regresamos al ejemplo de la fuente, cuando enciende el agua fluye a un ritmo constante, por ejemplo, 1 LPM, aunque es muy poco probable que consuma 1 litro completo, por lo que habrá desperdiciado debido al estado de suministro constante. Todos los concentradores domésticos o fijos y los tanques de O2 líquido operan en flujo continuo

¿Es el flujo continuo adecuado para ustedes?

Al igual que en el caso anterior, es importante que consulten con sus médicos. Si bien las máquinas de flujo continuo funcionan para la mayoría de las personas durante las noches, para el día unicamente se recomiendan si llevan un estilo de vida más relajado, ya que en general son equipos pesados, si utilizan baterías suelen agotarse con rapidez y los tanques requieren recargarse de manera continua.

Las unidades de flujo continuo a menudo son excelentes soluciones para las personas con apnea del sueño u otras afecciones en las que necesita oxígeno portátil por la noche. Como mencionamos anteriormente, una máquina de flujo continuo no alarmará mientras duermes si respiran por la boca o tienen una respiración superficial.

Al final del día, todo se reduce a sus preferencias personales al seleccionar un pulso o una unidad continua. Hay soluciones que ofrecen sistemas de suministro de oxígeno tanto de pulso como de flujo continuo. Si no están seguros de cuál es la solución adecuada para ustedes, les sugerimos que consulten a sus médicos y analicen su estilo de vida, recetas y cómo les gustaría usar oxígeno de manera ideal.

El mejor equipo con suministro de pulso que pueden utilizar sin que sus actividades cotidianas se vean es el Inogen One G3, permiten ajustar el flujo de oxígeno de acuerdo con sus necesidades. Adquiéranlo en nuestra tienda en línea y para más información, comuníquense con nosotros vía telefónica al (55) 6992 8350, somos distribuidores autorizados de la marca Inogen en México.