¿Cómo funciona un concentrador de oxígeno portátil?

El nivel de oxígeno en la sangre es un elemento muy importante cuando se tienen enfermedades como el asma, cáncer de pulmón y EPOC, ya que pueden provocar que este indicador se reduzca a niveles tan bajos que terminarán por afectar la salud en general. Para estos casos, el concentrador de oxígeno portátil juega un papel muy importante como auxiliar en el tratamiento de oxigenoterapia.

Recuerden que los concentradores de oxígeno portátiles solo se deben utilizar cuando un médico así lo indique, ya que los altos índices de oxigenación en la sangre pueden generar cuadros de hipoxia en el organismo, que afectan a la salud del paciente.

¿Cómo funcionan estos equipos?

El concentrador de oxígeno es un dispositivo generador de oxígeno portátil que absorbe el aire del medio ambiente y que tiene la capacidad de separar el oxígeno de los demás gases para suministrar oxígeno al paciente en altas concentraciones, aproximadamente en un 96% de pureza. El aire en el ambiente es absorbido por medio de un compresor eléctrico a través de una serie de filtros y de cámaras de tamiz molecular que eliminan el nitrógeno.

El gas desechado vuelve al medio ambiente sin que esto cause algún daño y el proceso se repite continuamente para dotar de oxígeno al paciente, quien lo recibe a través de una cánula nasal o mascarilla. Es así como tendrá suministro de O2 ininterrumpido de acuerdo con el ajuste de la configuración para recibir el flujo indicado por el médico. Estos equipos han sido diseñados con la finalidad de funcionar incluso durante las 24 horas del día.

¿Qué tipo de personas necesitan un concentrador de oxígeno?

Todas aquellas personas que tengan algún trastorno en los pulmones y que le impida respirar correctamente, requieren de una terapia de oxígeno suplementario, que incrementará los niveles de oxígeno que aspira el paciente para así tener niveles adecuados en la sangre y alimentar a todos los órganos. Entre más oxígeno entra al torrente sanguíneo del cuerpo, mejor será su funcionamiento.

El cuerpo del ser humano necesita de un suministro estable de oxígeno para funcionar apropiadamente; quienes tienen algún problema en los pulmones, se ven limitados en esta capacidad y por ello el médico les receta la oxigenoterapia.

La terapia de oxígeno suplementario corregirá los niveles del gas en la sangre, que, cuando es muy bajo, presenta síntomas como dolor de cabeza, fatiga, aumento de irritabilidad, confusión y somnolencia. La terapia de oxígeno es segura siempre y cuando sea recetada por un profesional, así que no tienen por qué alarmarse, por el contrario, prepárense porque su calidad de vida va a mejorar significativamente.

¿Por qué es mejor el concentrador de oxígeno?

El concentrador de oxígeno portátil opera por medio de una batería que le otorga rendimientos de entre cuatro y ocho horas, según el tipo de batería. Pese a ser un equipo tan sofisticado, su peso es ligero, va desde 2.5 a 5 kg; además, es muy pequeño, por lo que se podrá colocar en cualquier espacio e incluso el paciente podrá cargarlo sin que ello genere molestias o cause fatiga.

Este dispositivo es considerado como uno de los mejores y por ello cada vez son más quienes los prefieren en lugar de los estorbosos tanques de oxígeno, que pesan hasta 50 kg y, por ende, no son portátiles. A largo plazo, el concentrador es mucho más barato que el tanque de oxígeno, ya que solo se realiza una inversión inicial y un mantenimiento anual; mientras que los tanques deben ser rellenados contantemente y los precios son variables.

Hay que señalar que el tanque de oxígeno es una mejor alternativa para esos casos eventuales o para quienes requieren de oxigenoterapia por menos de seis meses. Si requieren oxigenoterapia a largo plazo, es mejor que opten por la compra de un generador de oxígeno portátil. La elección de una u otra opción dependerá de las necesidades específicas del paciente.

¿Qué ventajas tiene la oxigenoterapia domiciliaria?

Cuando una persona necesita oxígeno y opta por la terapia domiciliaria, siguiendo las recomendaciones al pie de la letra del médico, conseguirá obtener interesantes beneficios, tales como:

  • Reducirá el número de hospitalizaciones por crisis.
  • Su corazón trabajará mejor y con menos esfuerzo.
  • Los glóbulos rojos de su sangre estarán en niveles normales.
  • Sus órganos funcionarán mejor, esto debido a que estarán bien oxigenados y con la energía suficiente.
  • Su calidad de vida mejorará significativamente y vivirá por más años.
  • Disminuirá la sensación de depresión y aumentará la capacidad de realizar sus actividades diarias de forma independiente.

¿Con quién comprar un concentrador de oxígeno?

Para adquirir estos dispositivos, la recomendación será siempre acercarse con un distribuidor especializado. Una de las mejores opciones que existen en el país es Inogen México, donde encontrarán el respaldo de una empresa con amplia experiencia.

Contamos con diferentes modelos para que elijan uno acorde a sus requerimientos y capacidades. Si desean más información sobre el concentrador de oxígeno portátil, comuníquense a las líneas (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o llenen el formulario.

¿Por qué es mejor comprar un concentrador de oxígeno portátil?

La nueva generación de concentradores de oxígeno portátil ya se encuentra en el mercado y es, sin duda, el siguiente paso para todos aquellos pacientes con enfermedades o padecimientos respiratorios que necesitan de la oxigenoterapia para que su calidad de vida no se vea mermada. Hay muchas causas de las enfermedades respiratorias, pero las que más problemas generan son las enfermedades pulmonares, el humo del cigarro y los altos niveles de contaminación que hay en las grandes ciudades.

El uso de concentradores de oxígeno portátil debe ser recetado por un médico, ya que, si una persona no necesita mayores cantidades de oxígeno en la sangre, esto podría ser nocivo para su salud. El especialista será el encargado de determinar la cantidad de oxígeno que necesitan, flujo y tiempo que deben utilizar el dispositivo; además, si en algún momento tienen que cambiar el concentrador por un inhalador o por algún medicamento especial.

El concentrador de oxígeno portátil no es un aparato que cualquier persona debe utilizar, sino que se trata de un equipo médico que debe ser utilizado por pacientes que realmente lo necesitan. Acercarse a un médico antes de utilizarlo es de vital importancia y más si quieren obtener todos los beneficios que su uso aporta. Quienes ya han utilizado estos equipos, han afirmado que las ventajas frente a dispositivos más tradicionales, como los tanques de O2 líquido, son incomparables.

Fácil de utilizar, liviano y compacto

El concentrador de oxígeno es un dispositivo que ha sido diseñado con la finalidad de que no solo los médicos sean capaces de controlar el equipo, sino que el paciente mismo o alguno de sus familiares lo puedan hacer sin ningún problema. Cuentan con indicadores precisos que señalan el nivel de batería, el flujo en litros y el tiempo que lleva encendido o que resta para que se apague.

Hacer ajustes es tan fácil que basta con presionar uno o dos botones para hacerlo de manera simple y con precisión. Nunca deberán preocuparse por los cinturones de baterías externos, los conectores y cables confusos.

Los concentradores de oxígeno portátil que comercializamos en Inogen México son muy livianos, ya que el peso máximo que llegan a tener es de 2.2 kg, ideal incluso para personas de la tercera edad. Quienes utilizan silla de ruedas, lo pueden colocar sin problema sobre su regazo y no tendrán molestias, ya que es bastante liviano en comparación con el tanque que llega a pesar hasta 8 kg.

Los equipos cuentan con una batería estándar de ocho celdas, pero se pueden adquirir baterías de 16 celdas con una duración de hasta ocho horas; aunque se debe tener en cuenta que aumenta su peso.

Baterías adicionales y alarmas

Para satisfacer las necesidades de quienes tienen una movilidad considerable, el generador de oxígeno portátil cuenta con un cargador de batería externo y un cable de alimentación, que funciona prácticamente con cualquier toma de corriente convencional. La ventaja de esto es que, si van a realizar un viaje por carretera de más de cuatro horas y tienen una batería tradicional, entonces podrán llevar su batería extra completamente recargada para que en el momento en que se agote la primera, la cambien de inmediato y el flujo de oxígeno no se vea afectado.

La seguridad lo es todo para nosotros y por ello siempre buscamos la protección de quienes utilizan los concentradores de oxígeno que ofrecemos. Es por esta razón que nuestros equipos están equipados con diversas alarmas que emiten sonidos y que alertan sobre la duración de la batería, la cantidad de flujo o el tiempo de uso que le ha dado el paciente. Lo más importante es evitar que falle la terapia y que vean afectada su salud como consecuencia.

¿Cuánto tiempo puede estar prendido un concentrador de oxígeno?

Los concentradores de oxígeno son dispositivos que han sido diseñados con la finalidad de estar prendidos las 24 horas del día los 365 días del año, ya que hay pacientes que necesitan de la oxigenoterapia de manera permanente y, por tanto, no se puede suspender el suministro. Los materiales y su sistema electrónico son muy resistentes y por ello tienen un tiempo de vida útil de hasta siete años, aunque con un mantenimiento constante, el tiempo se puede prolongar hasta diez años.

¿Quién es el mejor distribuidor para comprar un concentrador de oxígeno?

Los concentradores de oxígeno portátil son equipos médicos y deben ser adquiridos con un distribuidor especializado con las credenciales suficientes para garantizar la venta de equipos con los mejores materiales y sistemas electrónicos. Una de las mejores es Inogen México, una empresa especializada en la distribución de concentradores de la más alta calidad.

Si desean más información sobre los concentradores de oxígeno portátil, comuníquense a las líneas (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o llenen el formulario.

¿Quiénes necesitan un generador de oxígeno portátil?

Los pacientes con problemas respiratorios como la enfermedad pulmonar obstructiva, fibrosis pulmonar o neumonía recurren con frecuencia al uso de oxígeno medicinal, ya que esto forma parte de su terapia para disminuir las molestias causadas por estas enfermedades. Hasta hace algunos años, la única forma de acceder al oxígeno medicinal era por medio de tanques de oxígeno, que son estorbosos y pesados. En los últimos años, la tecnología ha permitido tener nuevos avances, como el generador de oxígeno portátil que ha demostrado ser un equipo superior al tanque.

Son modernos dispositivos que tienen la capacidad de convertir el aire del medio ambiente en oxígeno concentrado hasta en un 96% de pureza, por lo que es considerado como un dispositivo que brinda a los pacientes una solución práctica, segura y económica. Este equipo es uno de los dispositivos que llegaron a revolucionar el mundo de las personas que no podían salir de casa porque necesitaban oxigenoterapia constantemente.

¿Qué son?

Los concentradores de oxígeno portátil son equipos médicos que cuentan con una tecnología avanzada que es capaz de ayudar a aquellos pacientes que necesitan altas concentraciones de oxígeno para tener una buena calidad de vida. Los médicos y los pacientes que utilizan estos equipos aseguran que es una herramienta 100% eficaz, es silencioso y mucho más ligero que el tanque de oxígeno tradicional.

El tanque de O2 más pequeño que existe tiene capacidad para 8 kg y su peso total puede llegar hasta 10 kg. Salir a la calle con un equipo de este tipo puede ser muy cansado y molesto; además, la carga que contienen solo dura entre dos y cuatro horas, un tiempo bastante reducido y que impide a las personas recorrer largas distancias.

La ventaja más grande que tiene el generador de oxígeno es que se trata de un equipo portátil que toma el aire del medio ambiente para transformarlo, por medio de columnas y filtros, en oxígeno puro. Son pequeños y pesan entre 2.5 y 5 kg, lo que facilita su portabilidad.

El uso de estos dispositivos es más sencillo porque basta con encenderlo para que la batería recargable otorgue la autonomía de hasta ocho horas de funcionamiento. Generalmente, los equipos cuentan con una batería adicional e independiente que se puede cargar mientras se utiliza la otra. Con estos equipos, el paciente garantiza oxígeno durante las 24 horas del día, los 365 días del año.

En el mercado actual existen diferentes opciones de concentradores, cada uno con características específicas que los hacen útiles para determinados casos y situaciones de los pacientes. Sus principales diferencias son:

  • Capacidad de producción de oxígeno.
  • Tamaño y peso.
  • Capacidad de potencia y durabilidad de la batería.
  • Precio.

¿Qué es el oxígeno medicinal y quién necesita un generador de oxígeno?

El oxígeno medicinal es el nombre que recibe la mezcla de gases que tienen un porcentaje de oxígeno superior al 93%, una cifra bastante elevada si tomamos en cuenta que en el aire la concentración de oxígeno es de poco más del 20%. El oxígeno medicinal es la solución para los problemas de muchos pacientes con enfermedades respiratorias crónicas.

La saturación de oxígeno en la sangre es un elemento muy importante y que los médicos consideran al momento de recetar el O2 medicinal. Los niveles de oxígeno son vitales porque permiten a los órganos tener un buen funcionamiento. El uso de un generador de oxígeno portátil se convierte en una necesidad para aquellas personas que como consecuencia de enfermedades crónicas no alcanzan a tener buenos niveles de saturación en la sangre.

De acuerdo con especialistas, los niveles adecuados rondan entre los 95 y 100%, es decir que una persona que se encuentra dentro de estos parámetros está en perfectas condiciones. El límite de saturación en la sangre es de 88%, un nivel que es peligroso y que pone en riesgo la vida del paciente. En estos casos, la oxigenoterapia con un dispositivo de oxígeno portátil es la solución.

De acuerdo con los niveles de saturación que tenga un paciente y con base en estudios clínicos el médico determina si es necesaria la terapia de oxígeno, el flujo y tiempo que debe utilizarlo. Un uso indebido de un generador de oxígeno puede traer consecuencias negativas para la salud, así que siempre es mejor consultar a un especialista.

¿Con quién adquirirlo?

El generador de oxígeno portátil es un dispositivo que utiliza tecnología de punta y por ello, es fundamental que tenga garantía en caso de algún fallo en los componentes. Acercarse a una empresa especializada garantizará siempre la mejor calidad y los mejores equipos. La recomendación es que se acerquen con los expertos de Inogen México, donde encontrarán el respaldo de una empresa con amplia experiencia en la distribución y venta de estos equipos. Para conocer más detalles sobre los equipos que tenemos, comuníquense a las líneas (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o llenen el formulario.

Consejos para utilizar el concentrador de oxígeno portátil en casa

Los concentradores de oxígeno portátil son dispositivos que han ido ganando terreno gracias a que son capaces de filtrar el aire del ambiente para entregar oxígeno con una concentración de hasta el 98%. Uno de los concentradores más novedosos es el Inogen One G3, un dispositivo que utiliza un filtro de zeolita y que es además portátil, por lo que el paciente que necesita de una terapia de oxígeno y necesita moverse a diferentes puntos, no tendrá mayor problema en hacerlo.

Anteriormente, si una persona necesitaba de terapia de oxígeno, tenía que quedarse en el hospital o en su casa, ya que sólo se podía suministrar el oxígeno medicinal por medio de cilindros, que son muy pesados porque tienen capacidades de 20, 30 y 45 kilogramos. Si bien es cierto que existen algunos cilindros portátiles de cinco kilos, hay que señalar que su desventaja es que no permiten alejarse mucho de la casa porque el tiempo de suministro se limita entre dos y seis horas.

Gracias a estos dispositivos, es posible que una persona reciba terapia de oxígeno desde su casa, pero hay que tener ciertos cuidados y se deben seguir varias recomendaciones de seguridad para que no existan complicaciones en el paciente.

Revisiones constantes al paciente

Cuando el paciente comienza a utilizar un concentrador de oxígeno portátil para recibir una terapia de oxígeno, es importante que previo a ello el médico haya determinado la cantidad de oxígeno que debe recibir el paciente durante su tratamiento. También debe realizar revisiones periódicas para conocer los avances del paciente, así como las mejores que está teniendo en su salud.

Pese a tener un equipo portátil, es importante que acudan a las revisiones con el doctor para que determine si su situación ha mejorado o ha empeorado. En el segundo caso entonces se tendrá que cambiar el tiempo de suministro y la cantidad de oxígeno.

Seguir al pie de la letra las indicaciones del médico

La terapia de oxígeno en el domicilio representa una ventaja para el paciente por la comodidad que ello significa. Pero el hecho de que estén desde casa no significa que no tienen que seguir al pie de la letra las recomendaciones de los médicos. Cumplir con rigidez y cabalidad las instrucciones será positivo para el paciente, por lo que en ningún momento se debe aumentar el flujo de oxígeno o el tiempo que se haya especificado.

Aunque sientan que la dosis que tiene el paciente es inferior, nunca deben hacer modificaciones a su concentrador de oxígeno Inogen One G3, ya que el médico realizó diferentes estudios y análisis para determinar la dosis requerida, es decir que no es una cifra al azar la que les dio su médico, sino una cifra basada en conocimientos científicos. Tampoco debe desconectarse el equipo si no está dentro de las indicaciones del médico, por lo que es importante estar al pendiente también del correcto funcionamiento de este.

Adapten el equipo a sus necesidades

Las primeras semanas de uso del equipo suelen ser las más incómodas para el paciente, sobre todo porque deben traer una especie de manguera en la cara durante todo el tiempo, pero además deberán llevar el concentrador de oxígeno a todas partes, lo cual puede ser complicado; no obstante, con el paso del tiempo esto cambiará, no solo porque se trata de dispositivos muy ligeros y con facilidad de uso, sino porque además terminarán por acostumbrarse a que se trata de una medida para mantener la buena salud.

En caso de que tengan que utilizar el equipo por las noches, procuren adaptar un espacio junto a la cama para evitar que pasen una noche incómoda. Si tiene que salir, utilicen los accesorios que contiene este modelo, que han sido diseñados para facilitar su traslado y parezca más que un aparato, un accesorio más de la ropa.

Utilicen el equipo en espacios adecuados y respeten el funcionamiento

El generador de oxígeno portátil es un equipo eléctrico de alta tecnología que debe utilizarse lejos de zonas inflamables. Se recomienda no utilizarlo en la cocina o en espacios en donde exista el riesgo de que se sobrecargue como consecuencia de las altas temperaturas de la habitación.

El oxígeno es un gas que puede iniciar fuego fácilmente, así que el paciente debe seguir en todo momento las normas de seguridad. En este punto, además se debe mantener la configuración del aparato y las características de su manejo. Se debe respetar también el voltaje de su funcionamiento para asegurarse de que se obtengan todos los beneficios de un aparato de esta naturaleza.

En caso de que necesiten comprar un modelo de oxígeno portátil como el Inogen One G3, lo importante es acercarse con un proveedor especializado como Inogen México, donde ponemos a su alcance los mejores productos que les ayuden a mantener su salud en las mejores condiciones. Nuestros productos están siempre a la vanguardia y equipados con la más alta tecnología.

Si requiere más información sobre nuestros servicios y los productos que manejamos, escríbanos al WhatsApp +52 (55) 7667 1633 en donde estamos activos en todo momento; también nos pueden llamar a cualquiera de los teléfonos (55) 5602 6944 o (55) 6992 8350.

Rehabilitación pulmonar para fumadores con un concentrador de oxígeno

Fumar es una de las actividades más peligrosas que el ser humano realiza de forma voluntaria, ya que esta práctica deteriora las vías respiratorias y los pequeños sacos de aire que hay dentro de los pulmones. El daño causado por el humo del tabaco comienza desde que se consumen los primeros cigarrillos y el deterioro pulmonar se hace cada vez más evidente conforme pasan los años. Una de las consecuencias más graves de fumar es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), por lo que los pacientes necesitan de una terapia de oxígeno portátil para tener una mejor calidad de vida.

Fumar es una de las actividades más dañinas para las funciones respiratorias porque los daños comienzan desde el principio y continúan empeorando conforme la persona sigue consumiendo tabaco. Si bien es cierto que pueden pasar varios años antes de que se comiencen a notar problemas realmente serios que permitan detectar una enfermedad pulmonar, pero el daño causado por esta práctica es irreversible en la mayoría de los casos.

¿Qué es la EPOC y por qué se necesita terapia de oxígeno?

La enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC) es el nombre que los médicos utilizan para referirse a las enfermedades pulmonares de largo plazo, incluyendo la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar. Mientras una persona continúe fumando, el riesgo de padecer alguna de estas enfermedades aumenta de manera significativa; además, estas empeoran con el paso de los años y no existe cura.

Para tratar estos padecimientos sólo existen algunas terapias que permiten mejorar la calidad de vida, pero no que solucionen el problema de raíz, ya que hasta el momento la medicina no ha podido desarrollar tratamientos capaces de regenerar los tejidos de los pulmones y recuperar la función pulmonar. Una de las terapias que mejores resultados ofrece es la oxigenoterapia a través de un concentrador de oxígeno portátil o de cilindros tradicionales.

¿Qué es la terapia de oxígeno?

El oxígeno es un gas que constituye alrededor del 21% del aire que hay en el medio ambiente, es necesario para alimentar al torrente sanguíneo y a los tejidos vivos que lo necesitan para proporcionar energía al cuerpo. Sin el oxígeno suficiente, las células funcionan de forma deficiente y terminan por morir. Las enfermedades pulmonares reducen la cantidad de oxígeno en el torrente sanguíneo.

En todos estos casos la administración de oxígeno adicional es la mejor manera de disminuir los efectos provocados por las enfermedades pulmonares. La concentración de oxígeno que un paciente debe recibir al someterse a una terapia de oxígeno tiene que ser mayor al 21% que hay en el ambiente, por lo que es necesario que se utilicen aparatos especiales que concentren altas cantidades, en promedio un 96% de oxígeno para que las células se mantengan en buenas condiciones. La concentración de oxígeno puede variar y para ello el médico debe hacer algunas pruebas y análisis que le permitan determinar cuál es el flujo necesario.

¿Cuándo es necesaria la terapia de oxígeno?

Las personas que fuman terminan por padecer enfermedades pulmonares crónicas y cuando su padecimiento atraviesa por momentos críticos, entonces necesitarán de la terapia de oxígeno para evitar que la concentración de O2 en la sangre disminuya y se generen problemas de salud graves.

La terapia de oxígeno a largo plazo ayuda a que los pacientes que tienen concentraciones de oxígeno muy bajas incrementan su esperanza de vida. En estos casos, lo mejor es tener una fuente de oxígeno portátil porque necesitarán el tratamiento durante varias horas al día si es que quieren tener mejores resultados. Cuando un paciente tiene enfermedad pulmonar crónica y utiliza el tratamiento con oxígeno por periodos de hasta 12 horas diarias, su tiempo de supervivencia aumenta significativamente respecto a los pacientes que no se someten a la terapia.

El uso de oxígeno a largo plazo permite disminuir la dificultad respiratoria y reducir el sobreesfuerzo cardíaco que causa la enfermedad pulmonar. Además, la calidad del sueño y la capacidad para realizar actividades físicas moderadas mejoran de forma significativa. Algunas personas que fuman sólo presentan niveles de oxigenación bajos durante la noche, por lo que utilizar el oxígeno solo durante ese periodo es también una opción viable que les ayudará a tener una mejor calidad de vida.

¿Qué dispositivo utilizar para la terapia de oxígeno?

Los concentradores de oxígeno son dispositivos modernos que proporcionan el gas en concentraciones de hasta el 98% a los pacientes que lo necesitan. Existen distintos modelos, como el Inogen One G3, uno de los más modernos porque comprime el aire que hay alrededor del paciente para entregarlo en una forma más pura. El suministro que proporcionan estos dispositivos es continuo y a diferencia de los tanques de oxígeno, nunca se agotará mientras la batería siga funcionando, ya que tienen un filtro de zeolita que es el encargado de purificar el aire del ambiente.

Para obtener los beneficios de estos equipos, es muy importante que acudan con un proveedor especializado como Inogen México, donde encontrarán los mejores dispositivos del mercado. Si desean más información respecto a nuestros dispositivos de oxígeno portátil, nos pueden escribir al correo electrónico info@inogenmexico.com o al WhatsApp +52 (55) 7667 1633.

¿Por qué es mejor un concentrador de oxígeno para la terapia de oxígeno?

Ahora que la atención está puesta en las enfermedades respiratorias, han comenzado a presentarse muchas dudas relacionadas con los diferentes tratamientos y dispositivos que existen en el mercado para realizar terapia de oxígeno desde casa. Uno de los dispositivos que mayor intriga causa y que se ha vuelto muy popular es el concentrador de oxígeno, un dispositivo que ha demostrado ser muy eficiente y por ello la opción por excelencia.

Hasta hace algunos años, los pacientes con enfermedades respiratorias, como el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva respiratoria crónica,), influenza, neumonía y otros padecimientos que necesitan del uso de tanques de oxígeno. Desafortunadamente, es común que se confunda el tanque de oxígeno con el concentrador, dos alternativas que tienen la misma finalidad, pero con funcionamientos completamente diferentes que otorgan ventajas que posiblemente no conocían.

¿Existen diferencias entre el concentrador y el tanque de oxígeno?

Sí y son muchas, ya que los cilindros de oxígeno que comúnmente se ven en hospitales, clínicas o ambulancias son dispositivos que por su naturaleza cuentan con una cantidad de oxígeno comprimido limitada por el tamaño del tanque. En esta opción, podrán encontrar tanques de oxígeno de 5, 10, 20, 30 y 45 kg. Un tanque de cinco kg tiene una duración de entre dos y seis horas, periodo que dependerá de las necesidades de suministro que tenga el paciente para su terapia.

Los tanques de oxígeno, tiene además otras funciones que están más relacionadas con el ámbito de la medicina especializada, ya que se utilizan para reanimar pacientes, en unidades de cuidados intensivos, para colocar anestesia y otras aplicaciones que son mucho más especializadas y que para su uso requieren de médicos especialistas.

Por su parte, el concentrador de oxígeno es un artefacto completamente diferente, pues estos dispositivos son capaces de tomar el aire del ambiente para posteriormente filtrarlo y luego comprimirlo de forma continua, por lo que el suministro de oxígeno nunca se agotará y el paciente podrá seguir con su terapia sin preocuparse de que se vaya a agotar la carga de oxígeno, como sí sucede con los tanques de oxígeno portátiles.

Dicho de otra manera, los cilindros de oxígeno son dispositivos que cuentan con una cantidad de oxígeno comprimido que previamente se tuvo que haber recargado; mientras, los concentradores de oxígeno tienen la capacidad de suministrar oxígeno hasta que la batería se agote.

La última diferencia por destacar entre estos dos dispositivos es que todos los tanques otorgan al paciente un flujo continuo de oxígeno; mientras, los concentradores suministran el oxígeno de una manera más controlada. Lo pueden hacer cada que el paciente aspire y necesite de ese oxígeno, o bien suministrar la dosis que requiere el paciente de acuerdo con el pulso, que, en muchos casos, es óptimo al momento en que un paciente recibe terapia de oxígeno. Esta es una de las ventajas más importantes y de las que ofrecen dispositivos como el Inogen One G3.

¿Por qué han ganado terreno los concentradores de oxígeno?

Como ya lo hemos mencionado, actualmente existen concentradores que proporcionan dosis ilimitadas de oxígeno, además de que gran parte de los equipos que se venden actualmente en el mercado son completamente portátiles, cosa que no sucede con los tanques de oxígeno. Esta característica facilita la aplicación del oxígeno a cualquier persona que necesite de una terapia de oxígeno. Existen otras características que deben conocer para que comprendan mejor por qué han ido ganando terreno los concentradores de oxígeno.

Tamaño

En el generador de oxígeno la pureza del es la misma que la que ofrecen los cilindros, pero con la diferencia de que un tanque puede llegar a pesar hasta 55 kg; mientras, el concentrador pesa tan sólo 2.2 kg, es decir que hay una diferencia abismal de peso y de tamaño, lo que facilita la portabilidad y movilidad.

Disponibilidad de oxígeno

Otra de las diferencias y que ya hemos mencionado es el hecho de que el concentrador permite tener disponibilidad en todo momento; mientras, el tanque de oxígeno sólo proporciona la cantidad de

Costo final

Si bien es cierto que en un principio tendrán que invertir más dinero para comprar el concentrador, hay que señalar que, con el paso del tiempo, es más rentable porque el gasto lo realizarán una vez y no más, cosa contraria con los cilindros, que necesitan ser rellenados frecuentemente.

¿Dónde comprar un concentrador de oxígeno?

Es importante que estos dispositivos sean adquiridos con una empresa especializada en el sector para poder gozar de todos los beneficios que ofrecen. Una de las mejores opciones que existen en el país es Inogen México, donde encontrarán el respaldo de una empresa con amplia experiencia y diversos modelos para que encuentren uno acorde a sus requerimientos y capacidades.

Si desean más información sobre el concentrador de oxígeno, comuníquense a las líneas (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946, (55) 2561 3271 o llenen el formulario disponible en nuestro sitio web.